Intercontinental Exchange compra NYSE Euronext por 8,200 mdd

Un corredor de bolsa trabaja este jueves en el NYSE, ahora propiedad de Intercontinental Exchange. ANDREW KELLY | REUTERS

Por Lauren Tara LaCapra y Sophie Sassard

NUEVA YORK/LONDRES — Intercontinental Exchange acordó la compra de NYSE Euronext, dueño de la Bolsa de Valores de Nueva York, por unos 8,200 millones de dólares, lo que impulsaría al operador de materias primas a las grandes ligas en la negociación de derivados europeos y lo ayudaría a competir con su archirrival CME Group.

ICE dijo que estudiará la venta del operador de mercados accionarios europeos Euronext a través de una oferta pública inicial, después de que concrete la compra de su matriz en el segundo semestre de 2013.

El acuerdo le da a una empresa joven —de apenas 12 años— la propiedad de la bolsa de Nueva York, un símbolo del capitalismo en Estados Unidos por más de 200 años que ha sido impactada por las nuevas tecnologías y por el aumento de transacciones privadas por parte de bancos de Wall Street y corredurías.

“Nuestra transacción es sensible a la evolución de la infraestructura del mercado hoy y ofrece un rango de oportunidades de crecimiento”, dijo Jeff Sprecher, presidente ejecutivo de ICE en un comunicado.

ICE comprará a NYSE, que también posee el mercado de derivados Liffe, en 33.12 dólares por acción, una prima del 37 por ciento desde su precio de cierre del miércoles.

Las acciones de NYSE Euronext subían el jueves un 31.7 por ciento, a 31.74 dólares, mientras que las de ICE caían 1.7 por ciento, después de una baja más acentuada.

“El directorio de NYSE Euronext consideró cuidadosamente un abanico de opciones estratégicas y concluyó que ICE es el socio ideal en el escenario de mercados globales”, dijo Jan-Michiel Hessels, presidente del directorio de NYSE Euronext.

Los analistas dijeron que el acuerdo le dará a ICE, con sede en Atlanta, un impulso estratégico con el control de Liffe, el segundo mayor mercado de derivados de Europa, ayudándola a competir en contra del estadounidense CME Group Inc, propietario del mercado de Chicago.

“ICE está detrás de Liffe, esa es la joya de la corona de NYSE Euronext”, dijo Peter Lenardos, analista de RBC Capital Markets.

NYSE compró Euronext, incluyendo Liffe, por 8,000 millones de dólares en 2007.

“Estratégicamente tiene sentido que ICE ingrese en el mercado europeo de derivados de una manera significativa”, agregó.

Sprecher dijo que el acuerdo había sido “bien recibido” por los reguladores.

ICE, fundada en 2000, tiene su origen en el comercio electrónico de materias primas y una fusión con Liffe impulsará sus negocios en sectores como el azúcar, lo que apuntalará sus ganancias.

“Me imagino eso. Tener los contratos de materias primas alimentarias (azúcar, café, cacao) bajo un mismo techo, le entregaría mejores condiciones de arbitraje, financiamiento y desarrollo para aprovechar oportunidades con los contratos, vía swaps y opciones”, dijo Jonathan Kingsman, un operador de azúcar que dirige la unidad de agricultura del proveedor de información Platts.

Una fusión ICE-NYSE Euronext superaría a Deutsche Boerse y convertiría al grupo en el tercer mayor operador bursátil del mundo, con un valor de mercado combinado de 15,200 millones de dólares.

CME Group, el mayor rival de ICE, cuenta con un valor de mercado de 17,500 millones de dólares, mostraron datos de Thomson Reuters.

Las principales operaciones de ICE se centran en el comercio de futuros de energía y, a diferencia de NYSE Euronext, se ha mantenido alejado de las acciones y las opciones de acciones, por lo que no hay mucha superposición entre ambos grupos, lo que hace más probable que los reguladores aprueben la fusión, dijeron analistas.


El autor

Reuters es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.