Analiza la Cámara Baja de EEUU el acuerdo sobre el abismo fiscal

Por en EEUU 01/1/13 2:34pm

 

John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes de EEUU. WIN McNAMEE | GETTY

WASHINGTON — La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría republicana, inició este mediodía su debate sobre el preacuerdo alcanzado anoche en el Senado para contrarrestar los efectos del llamado “precipicio fiscal”.

El preacuerdo, elaborado en el Senado y aprobado allí con 89 votos a favor y 8 en contra, extiende las exenciones impositivas que datan de una década y benefician a la gran mayoría de los contribuyentes, pero aumenta los impuestos para individuos con ingresos anuales por encima de los 400,000 dólares.

La sesión de la Cámara baja se inició hoy sin que se sepa todavía si su presidente, el republicano John Boehner, la someterá a votación y después de que el capellán de la cámara pidiera una “intervención divina” que saque a Estados Unidos de su crisis fiscal.

“Los estadounidenses están muy divididos en opiniones e intereses”, apuntó en su plegaria de apertura el capellán Patric J. Conroy, un sacerdote jesuita que pidió la “intervención divina” en el debate mientras EEUU permanece suspendido, técnicamente, en una crisis fiscal.

Dentro de dos días, el 3 de enero, se iniciará un nuevo período legislativo y decenas de miembros de la Cámara baja que perdieron la elección en noviembre podrían ser hoy un bloque decisivo si se termina votando el acuerdo aprobado en la madrugada por el Senado.

El jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitchell McConnell, dijo que el arreglo, si bien no satisface la demanda básica de su partido contraria a todo tipo de aumento de los impuestos, al menos protege de tal incremento a la mayoría de las familias.

El jefe de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, no ha expresado respaldo ni oposición al acuerdo.

El representante Tom Cole, de Oklahoma, y miembro del equipo dirigente republicano en la Cámara baja, sí manifestó su apoyo al acuerdo durante una entrevista esta mañana con la cadena MSNBC de televisión por cable.

En la cámara de 435 miembros hay actualmente 241 republicanos y habrá menos cuando se inaugure el 113 período legislativo el jueves.

Fuentes políticas indican que Boehner podría contar con un contingente fiel de casi 100 republicanos para la aprobación en la Cámara de Representantes del acuerdo del Senado con pocas modificaciones.

El resto de los votos deberá venir de 194 demócratas, muchos de los cuales están descontentos con la propuesta, porque contempla reducciones de los gastos del Gobierno en programas de asistencia social, educación y salud.

Si la Cámara de Representantes aprueba el acuerdo del Senado con pocas enmiendas, habrá una conferencia de conciliación y todas las decisiones serán retroactivas a la medianoche del 31 de diciembre al 1 de enero, de forma tal que las exenciones impositivas y los cortes de gastos que, técnicamente, entraron ya en vigencia, nunca se notarán.

El acuerdo, tal como lo aprobó el Senado a las 2 am del 1 de enero, representa una componenda sobre recaudaciones que enoja a los republicanos y no satisface a los demócratas, pero evita lo peor de un ajuste fiscal demasiado brusco.