Vuelven a clase en nueva sede alumnos de Sandy Hook

Por en EEUU 01/3/13 12:43pm
Un letrero da la bienvenida a los alumnos de la primaria Sandy Hook, que desde este jueves toman clases en la escuela intermedia Chalk Hill, en Monroe. FRED R. CONRAD | NYT

Por Edith Honan

NEWTOWN, CONNECTICUT — Cientos de menores que escaparon el mes pasado a un terrible ataque en una escuela primaria en Newtown, Connecticut, volvieron a sus aulas el jueves por primera vez desde que un hombre armado mató a 20 de sus compañeros y a seis miembros del plantel.

En el barrio de Sandy Hook en Newtown, donde se ubica la escuela donde ocurrió el ataque el 14 de diciembre, niños envueltos en pesados abrigos de invierno se subían a buses decorados con lazos verdes y blancos, los colores de su escuela, para el viaje de siete millas hasta el nuevo edificio en el que estudiarán.

La escuela Chalk Hill, que no estaba en uso y que se ubica en el pueblo vecino de Monroe, fue restaurada especialmente para los estudiantes de Newtown, y ahora lleva un nombre nuevo pero conocido: Primaria Sandy Hook.

Anca Roberto dejó a su hija de 5 años en el bus, a poca distancia de la antigua sede de Sandy Hook, que permanece cerrada para todos excepto para la policía. La mujer dijo que se había sentido nerviosa sobre la vuelta de su hija a la escuela, pero aseguró que la menor se alegró de ver a sus amigos.

Los pequeños alumnos “se abrazaron, jugaron y simplemente fueron niños”, afirmó.

“Los maestros simplemente fueron maravillosos”, dijo la madre.

Con la seguridad en las mentes de los padres y las autoridades tras la segunda mayor matanza escolar en la historia de Estados Unidos, la escuela fue provista de un nuevo sistema de vigilancia. Policías patrullaban el lugar y todas las puertas al exterior y las veredas están bajo resguardo.

“Creo que ahora debemos hacer que esta sea la escuela más segura de Estados Unidos”, dijo el teniente Keith White de la policía de Monroe el miércoles en una conferencia de prensa.

Los padres que deseaban permanecer con sus niños, de edades entre 5 y 10 años del jardín de infantes hasta cuarto grado, podrían acompañarlos a sus aulas, y podían esperar en la “sala de lecturas” de la escuela tanto como quisieran, según un memorándum a los padres en el sitio de Internet de la escuela.

En el nuevo establecimiento se daba asesoría para los estudiantes y sus padres.

Erin Milgram, la madre de hijos de primer y tercer grado, dijo a “Good Morning America” de ABC que planeaba seguir al ómnibus de la escuela en auto y quedarse con su hija Lauren de 7 años, cuya maestra Kaitlin Roig escondió a toda la clase de primer grado en un armario durante el ataque.

“No he llegado a la parte en la que me separo de ellos aún; sólo necesito quedarme con ellos un tiempo más”, dijo Milgram conteniendo las lágrimas.

Al volver a clase el jueves, los niños hallaron todo lo que tenían en la escuela de Sandy Hook, incluyendo los escritorios que dejaron hace casi tres semanas, cuando Adam Lanza irrumpió en la escuela y abrió fuego.