Al menos 15 muertes en México por ola de violencia

Por en Mundo 01/6/13 2:28pm
México es golpeado por una ola de violencia ligada al crimen organizado que según el gobierno federal ha dejado unos 70,000 muertos en los últimos seis años, la mayoría en enfrentamientos entre carteles y en operativos militares federales. HÉCTOR GUERRERO | ARCHIVO GETTY

COAHUILA - Al menos 15 personas murieron en distintos ataques en la noche del sábado al domingo en distintos puntos de México, entre ellos ocho hombres en ataques a bares en Torreón (norte), informaron fuentes locales.

En Torreón, Cohauila, fronterizo con Estados Unidos, la fiscalía local detalló que la madrugada del lunes el bar denominado Tornado fue atacado por un comando fuertemente armado con saldo de seis hombres de entre 25 y 40 años que murieron.

La noche del sábado se había registrado otro ataque a balazos contra el bar denominado Futuro con saldo de dos hombres muertos.

Los ataques fueron difundidos primeramente en redes sociales, ante lo cual otros sitios similares en Torreón decidieron desalojar a los clientes y cerrar sus puertas.

Previo a estos ataques, en esta semana otros tres establecimientos similares habían sido baleados en Torreón con saldo de cinco muertos.

En Jalisco (oeste), una fuente de la policía local informó que la mañana de este domingo fueron descubiertos siete cadáveres en una carretera en la zona que limita con el distrito de Michoacán. Los cadáveres mostraban heridas de bala.

Los hechos violentos que las autoridades ligan al crimen organizado se han multiplicado este fin de semana en México.

En la noche del viernes al sábado se registraron al menos 26 muertes violentas en distintos ataques en Chihuahua (norte), Sinaloa (noroeste) y Jalisco (oeste).

México es golpeado por una ola de violencia ligada al crimen organizado que según el gobierno federal ha dejado unos 70,000 muertos en los últimos seis años, la mayoría en enfrentamientos entre carteles y en operativos militares federales.

El pasado 1 de diciembre, Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México con el compromiso de reducir los índices de violencia luego de que el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) estuvo marcado por un operativo antidrogas con más de 50.000 militares.