Siguen los esfuerzos para restringir el acceso a las armas de asalto en EEUU

Un grupo de manifestantes protesto el sábado en las inmediaciones de la Casa Blanca para exigir un mayor control sobre las armas. JEWEL SAMAD | GETTY

Al parecer, la tragedia de Newtown, Connecticut, fue la gota que derramó el vaso y con más frecuencia se ven medidas de apoyo en contra de las armas de asalto.

Según reportes de la agencia AP, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, y los legisladores de ese estado cuentan ya con un acuerdo tentativo para  restringir las armas de asalto.

De ser aprobado, sería la primera medida contra las armas de asalto que se erige luego del tiroteo ocurrido en la primaria Sandy Hook, en Newtown Connecticut.

El viernes 14 de diciembre, Adam Lanza llegó fuertemente armado a la primaria Sandy Hook y abrió fuego de manera discriminada, causando la muerte de 26 personas, 20 de ellas niños.

Desde entonces, las propuestas para restringir el acceso de los ciudadanos a las armas de asalto van en aumento.

El mes pasado, dos senadores demócratas indicaron que presentarían un proyecto de ley al respecto.

“Presentaré el proyecto en el Senado y el mismo proyecto será presentado en la Cámara (de Representantes), será un proyecto de ley para prohibir las armas de asalto”, explicó Feinstein.

En tanto, la medida que se discute en Nueva York busca mayores restricciones a las armas de asalto y limitar el tamaño de los cargadores a siete balas máximo, en lugar de 10.

Otros elementos de la medida, indica la AP, son impulsados por los republicanos para perfeccionar una ley sobre salud mental que permita el confinamiento civil para gente que se determine representa una amenaza para los demás.

Por otra parte, en Chicago, el alcalde Rahm Emanuel, en un intento también por restringir el acceso a las armas de asalto, señaló que la ciudad no debe invertir en compañías que se enriquecen de la venta de esos artefactos y que retiraría las inversiones municipales de estas.

Emanuel dijo lo anterior el lunes al hablar en el Center for American Progress Action Fund, en donde llamó por un enfoque integral para el control de armas.

A nivel federal, la Casa Blanca evalúa impulsar un enfoque mucho más exhaustivo para reducir la violencia por tiroteos en Estados Unidos que sólo reinstalar una prohibición a las armas de asalto, reportó el domingo el diario The Washington Post.

Un grupo de trabajo liderado por el vicepresidente Joe Biden está considerando con seriedad medidas que requerirían verificaciones universales para quienes adquieren armas y un seguimiento de sus acciones y posible venta de estos dispositivos a través de una base de datos nacional, dijo el diario.

Por otra parte, familiares y vecinos de los niños que murieron el mes pasado en la primaria Sandy Hook unieron fuerzas hoy en Newtown en una iniciativa para ayudar a frenar la violencia generada por las armas en EEUU.

El grupo, llamado Sandy Hook Promise, se comprometió en una conferencia de prensa a transformar el malestar público por los tiroteos en acciones para “hacer de nuestras comunidades y nuestro país un lugar más seguro”.

Nicole Hockley, cuyo hijo Dyla, de 6 años, murió en el atentado, reconoció que “no hay soluciones rápidas, pero crearemos una cadena de acciones que son necesarias.

En

EEUU, Noticias

Temas en este artículo

armas de asalto, Chicago, Congreso, EEUU, Medidas, Nueva York

El autor

Octavio López es Breaking News Center Editor Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.