Chicago retira inversiones de compañías que fabrican armas

Por en Chicago 01/14/13 11:58am

Al indicar que Chicago no debe invertir en compañías que se enriquecen de la venta de armas de asalto, el alcalde Rahm Emanuel dijo que retirará las inversiones municipales de dichas compañías.

Emanuel dijo lo anterior el lunes al hablar en el Center for American Progress Action Fund, en donde llamó por un enfoque integral para el control de armas.

Según un comunicado del municipio de Chicago, Emanuel le pidió al contralor municipal Amer Ahmad que  pida un análisis de los cinco fondos de pensiones y jubilación de los empleados  para determinar si hay fondos en compañías que fabrican o venden armas de asalto, en un primer paso para remover a esas empresas de los planes de inversión de la ciudad.

“Si nuestros administradores han invertido en una compañía que fabrica o vende armas de asalto, les voy a pedir que retiren esas inversiones de nuestro fondo de pensiones”, según el alcalde.

Sin embargo, el diario Chicago Tribune indicó que no es claro cuánto, y si, fondos municipales han sido invertidos en compañías que manufacturan armas, así que posiblemente la movida sea sólo simbólica.

Emanuel dijo que encabezará los esfuerzos para alentar a que alcaldes de otras ciudades también retiren las inversiones en esas empresas.

“No podemos apoyar o invertir en esas compañías que se enriquecen de la proliferación de armas de asalto y la violencia que esas armas traen a nuestras comunidades”, declaró Emanuel.

Según la declaración municipal, los cinco fondos de inversión tienen unos $13.5 mil millones e incluyen los fondos de jubilación de los Bomberos, la Policía, los Empleados municipales, y el Plan de Compensación Diferido de Chicago, entre otros.

El anuncio de Rahm viene en momentos que Chicago terminó el 2012 con 506 homicidios, una de las tasas de asesinatos más altas del país, y mientras sigue la violencia en esa ciudad.

El concejal (D-4) Will Burns, adicionalmente, presentará una resolución esta semana para apoyar el retiro de las inversiones.

Según Burns, al igual que las armas de fuego no tienen cabida en las comunidades, “estas compañías no tienen lugar en los planes de jubilación de nuestros empleados. El daño causado por estas armas es más grande que cualquier dividendo producido por esas inversiones”.

A nivel nacional, siguen los esfuerzos contra las armas de asalto.