Obama pide se aumente techo de deuda y evitar el caos financiero

El presidente Barack Obama durante una conferencia de prensa este lunes en el Salón Este de la Casa Blanca, donde habló sobre la necesidad de incrementar el tope de deuda del país. ALEX WONG | GETTY

Por María Peña

WASHINGTON - El presidente de EEUU, Barack Obama, instó el lunes a los republicanos del Congreso a que actúen de “forma responsable” y autoricen elevar el tope de la deuda nacional, un asunto que él considera no negociable para evitar el caos en los mercados financieros o una nueva recesión en 2013.

Durante su última rueda de prensa de su primer mandato, convocada por sorpresa, Obama dejó claro que no permitirá que los republicanos supediten el diálogo para elevar el techo de la deuda de 16.4 billones de dólares a los recortes al gasto público.

“El techo de la deuda no es una cuestión de autorizar más gastos (…) simplemente permite que el país pague los gastos a los que el Congreso ya se ha comprometido”, explicó el mandatario, a seis días de su investidura para un segundo mandato.

“Los republicanos en el Congreso tienen dos opciones acá: pueden actuar de forma responsable y pagar sus cuentas, o pueden actuar de forma irresponsable”, subrayó.

Estados Unidos no es una nación “morosa”, pero “las consecuencias de no pagar nuestras facturas serían desastrosas” y conformarían una “herida autoinfligida en la economía”, advirtió.

Citó como ejemplo la posible demora en el desembolso de los beneficios del Seguro Social para los ancianos y en ayudas para los veteranos, o la posibilidad de una nueva recesión.

En el encuentro, en el que contestó siete preguntas, Obama abogó por un mayor control de las armas de fuego y una reforma migratoria, pero se centró en las batallas políticas que se avecinan para elevar el techo de la deuda y recortar el gasto público para reducir el déficit.

Al señalar que EE.UU. no pueda saltar de una crisis a otra, Obama reiteró que la reducción del déficit no se consigue únicamente a través de recortes fiscales y que el Congreso debe buscar una respuesta “equilibrada” al problema.

Las declaraciones de Obama aumentan las presiones sobre el Congreso que, antes de abril próximo, tendrá sobre la mesa tres asuntos igual de apremiantes: evitar una mora de pagos, negociar los recortes fiscales, y aprobar los fondos para financiar las operaciones del Gobierno más allá del próximo 27 de marzo.

El pacto fiscal que aprobó el Congreso a principios de mes, tras duros enfrentamientos con el Ejecutivo, renovó de forma permanente los recortes de impuestos a los ingresos instituidos durante la presidencia de George W. Bush, pero postergó hasta marzo las negociaciones sobre el gasto público.

El Departamento del Tesoro notificó recientemente al Congreso que tomaría “medidas extraordinarias” para evitar una mora en las obligaciones del Gobierno, y rechazó la idea de acuñar una moneda de platino de un billón de dólares para autorizar nuevos gastos.

Según observadores, el diálogo pendiente sobre el tope del techo de la deuda podría renovar la batalla política de agosto de 2011 que contribuyó a que, por primera vez en la historia, la agencia Standard & Poor’s (S&P) degradara la calificación de la deuda estadounidense de AAA a AA+.

En ese sentido, Obama dijo el lunes que los republicanos no deben jugar con el crédito de EE.UU. y éstos “deben decidir pronto porque el tiempo se acaba”.

Pero los líderes republicanos del Congreso han dejado en claro que cualquier aumento en el techo de la deuda esté vinculado a los recortes fiscales.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, respondió a Obama que “el pueblo estadounidense no apoya elevar el techo de la deuda sin que se reduzca el gasto público a la vez”, porque eso provocaría, a su juicio, la pérdida de empleos y “pondría en peligro el futuro de nuestros niños”.

Por su parte, el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo que Obama y sus aliados “deben hablar en serio sobre los gastos y el debate sobre la deuda es el momento perfecto”.

Obama ha hecho de la defensa de la clase media y el fortalecimiento de la economía la piedra angular de su segundo mandato, pero también necesitará al Congreso para la confirmación de varios nuevos cargos en su Gabinete y, tal como repitió hoy, la puesta en marcha de una reforma migratoria y medidas contra la violencia derivada de las armas.

En las postrimerías de su primer mandato, Obama aseguró que continuará la diversidad en su Gabinete ante críticas de que, hasta la fecha los nuevos nombramientos para el segundo mandato, son todos hombres blancos.


El autor

Agencia EFE es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.