Marcharán en Chicago mientras Obama juramenta

Josefina Mora y sus tres hijos de 5, 8 y 10 suplican que detengan las deportaciones; su esposo y padre de sus hijos podría ser deportado. HOY

Ante la toma de posesión de su segundo mandato, grupos a ambos lados de la frontera le exigen al presidente Barack Obama una moratoria a las deportaciones, pues no confían en la prontitud de una ley que regularice a los indocumentados.
Al tiempo que salen a la luz detalles de un plan dirigido desde la Casa Blanca y que le otorgaría la ciudadanía a indocumentados, en Chicago los activistas pro reforma migratoria hicieron un llamado para marchar mientras el presidente esté juramentando.
Quieren que la comunidad inmigrante marche por las calles del centro de Chicago para que “muestren su poder” y Obama deje de batir récord de deportaciones.

Según el Buro de Vigilancia de Inmigración y Aduanas (ICE) en el año fiscal 2012 el gobierno federal deportó a 409 mil 849 personas, de las cuales poco más de la mitad, el 55 por ciento, han sido condenadas por delitos graves o menores. La cifra es mayor a la de los 396 mil 906 deportados el año pasado.

En tanto, en México la activista Elvira Arellano, quien fue deportada en agosto de 2007, prepara también una manifestación el lunes frente a la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México, junto con grupos pro derechos humanos y pro inmigrantes centroamericanos, para exigir a Obama que detenga la separación de familias.
Los activistas tachan al presidente de “mentiroso” y desconfían de sus promesas porque “dice una cosa y hace otra”, aseguran.
Durante el anuncio de la marcha, Josefina Mora y sus tres hijos de 5, 8 y 10 años, titiritaban de frío en medio de la Plaza Daley, en el centro de la ciudad, acudieron, porque para ellos es importante mantener a su familia unida, dijo la mujer, quien contó que su esposo fue detenido en Berwyn por conducir sin licencia, y se encuentra en proceso de deportación.
“Obama: ojalá que no me arrepienta de haber votado dos veces por usted. Pare las deportaciones, usted es padre, se lo pide una madre, esposa y abuela; espero que Dios y usted sean justos”, gritó Digna Morales, una votante en la Plaza Daley.
Y es que el presidente inicialmente aseguró que agilizaría el tema durante su primer mandato, después reconoció que no haberlo hecho fue su gran fracaso.
Los activistas de Chicago de Centro Sin Fronteras, la iglesia anglicana Nuestra Señora de Guadalupe y la coalición ICIRR indicaron que aunque las noticias de que Obama daría a conocer en febrero los lineamientos de la medida de reforma migratoria, ello no significa que se llegue pronto a un acuerdo en vista de la oposición republicana.
Sin embargo, en vísperas del segundo mandato de Obama, los grupos antiinmigrantes parecen haber perdido fuerza. Al principio de la gestión de Obama, los grupos antiinmigrantes se apostaron en la frontera en un intento por detener a quienes intentaban ingresar ilegalmente, al tiempo que cabildearon al lado de los republicanos en Washington por un mayor control contra la inmigración ilegal.
Tras las elecciones de noviembre, cuando el voto inmigrante castigó al partido republicano, las cosas empiezan a cambiar, a tal grado que la semana pasada una iniciativa que otorgará licencias de conducir a indocumentados en Illinois fue apoyada incluso por el líder de los republicanos en la Cámara Baja.
Ello da esperanza a Mora, para quien mantener a su familia unida es la prioridad en este momento.
Desde México, Arellano indicó “exigimos a Obama que use su poder ejecutivo para firmar una moratoria para que detenga las redadas, la criminalización, deportación y separación de familias, hasta que el Congreso tenga valor político y aprueben una reforma migratoria justa y humanitaria”.
Arellano agregó que el día de la toma de protesta “los ciudadanos estadounidenses, familias migrantes, defensores de derechos humanos de migrantes y organizaciones, nos manifestaremos frente a la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México en conjunto con organizaciones de Chicago”.
La marcha en Chicago se llevará a cabo el 21 de enero a las 11 am, iniciará en la Plaza Daley, en la esquina de las calles Washington y Dearbon, rumbo a la Plaza Federal, en el centro de la ciudad.


El autor

Leticia Espinosa es Community Producer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.