Quieren reforma migratoria, al juramentar Obama

Por en Chicago 01/21/13 2:39pm
Familias con niños aprovecharon la juramentación del presidente Obama para pedir una alto a las deportaciones. JAIME REYES | DIARIO HOY

Para Francisca Bueno no hay algo más importante que una reforma migratoria por eso desafió las temperaturas congelantes y se unió a centenares de personas que marcharon el lunes para pedir la reforma y una moratoria a las deportaciones.

El lunes, a la misma hora que el presidente Barack Obama tomaba juramento en Washington D.C., hombres, mujeres y niños soportaron temperaturas congelantes en Chicago para exigirle que cumpla su promesa de pasar una reforma migratoria.

“Queremos una reforma. Creo que todos (los inmigrantes) estamos aquí para trabajar, para darle algo mejor a nuestros hijos y familia. Tenemos derecho a ser libres y de vivir sin miedo a ser detenidos en la calle o al conducir.Ojalá Obama nos ayude porque ya nos prometió (la reforma migratoria) y esperamos que cumpla con su promesa”, dijo Bueno, quien iba bien abrigada.

La bajísima temperatura hizo que algunos jóvenes bailaran, mientras otras personas temblaban de frío, pero a pesar de ello marchaban y coreaban: “Qué queremos, una reforma migratoria”.

Bueno fue una de centenares de manifestantes, que primero protestaron frente a la Plaza Daley y luego marcharon hacia la Plaza Federal en donde llevaron la mayor parte de su programa.

Hombres, mujeres y niños marcharon mientras un grupo de jóvenes tocaba tambores y trompetas, y llenaban con sus ritmos las calles del centro de la ciudad.

Una vez en la Plaza Federal, la reverenda y activista Emma Lozano indicó que además de la reforma migratoria los manifestantes quisieran que el presidente ordene una moratoria a las deportaciones.

Según Lozano, cada día que pasa miles de personas son deportadas por lo que la moratoria serviría para que no siga la separación de familias como la de Josefina Mora, quien fue a la protesta con sus tres hijos.

Y, es que de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en 2011 se deportaron a 396,906 inmigrantes, y en 2012 esa cifra alcanzó las 409,849 deportaciones.

Mora dijo que su esposo, Urbano Olmedo López, está en proceso de deportación luego que fue detenido durante una inspección de tráfico en noviembre de 2012.

“Hace dos meses mi familia fue destruida. Desde entonces, han sido momentos bien difíciles. Mis hijos han sufrido porque quieren ver a su padre de nuevo. Obama tú tienes familia, sabes cómo sería que te separaran de ella. Es bien difícil. Tú tienes el poder de mantener a esas familias unidas”, dijo Mora.

El reverendo José Landaverde, de la Misión Anglicana Nuestra Señora de Guadalupe dijo que el presidente no puede hablar mucho de derechos civiles cuando cada día viola los derechos de miles de niños ciudadanos que son separados de sus padres.

“El reverendo Martín Luther King estaría bien triste hoy al saber que el presidente Obama inicia su segundo término con un número récord de separación de familias”, dijo Landaverde, al recordar que Obama juramentó durante el día de recordación del reverendo King.

Lozano dijo que a pesar de que Obama ganó la reelección gracias al voto de los latinos, este sigue sin cumplir su promesa de una reforma.

Según reportes, alrededor del 70 por ciento de los electores latinos votaron por Obama en noviembre.

Por otro lado, el presidente Obama dijo durante su inauguración que “nuestro viaje no está completo hasta que encontremos una mejor manera de recibir a los inmigrantes necesitados y esperanzados quienes aún ven a América como la tierra de las oportunidades”.

Si desea ver fotos de la marcha, visite este enlace.