La recomendación: cerrar pocas escuelas en Chicago

La población escolar de 330 escuelas de un total de 681, está por debajo del 80 por ciento, dice CPS. CHRIS WALKER-CHICAGO TRIBUNE

Sólo unas 15 escuelas cerrarían el próximo año escolar si las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) hicieran caso a las recomendaciones de la Comisión de Utilización de Escuelas.

Y en realidad ¿cuántas escuelas estarán en la lista de las que el distrito escolar piensa cerrar?, aún se desconoce. CPS tiene hasta el 31 de marzo para darlo a conocer.

Funcionarios de CPS dijeron el miércoles que el distrito cuenta con los recursos necesarios para cerrar todas las escuelas que considere.

El tema surgió durante la reunión mensual de la Junta de Educación, después que el diario Chicago Tribune reportara que la Comisión  que estudia el cierre de escuelas se está inclinando a recomendar un cierre relativamente pequeño de planteles, como máximo recomienda el cierre de 15 planteles, ya que algunos de sus miembros consideran que sería problemático cerrar un número grande de escuelas en un solo año.

El distrito asegura que el cierre de escuelas es necesario porque muchos edificios están subutilizados y que necesita ahorrar ante el déficit presupuestario que se avecina de $ 1,000 millones.

En diciembre pasado el distrito indicó que la subutilización será el factor clave para decidir qué escuelas cerrarían. Según la lista que CPS publicó, la matrícula de 330 escuelas de un total de 681, está por debajo del 80 por ciento de lo que el distrito determinó es la población ideal. De éstas, 139 escuelas están subutilizadas en un 50 por ciento o menos.

Aunque CPS ha dicho que el desempeño de los estudiantes no será un factor que determine el cierre de las escuelas, 91 de las escuelas con peor rendimiento del distrito se encuentran entre las que utilizan solo la mitad de su capacidad o menos de la mitad.

Barbara Byrd-Bennett, presidenta de CPS, dijo el miércoles que tiene un equipo estudiando todos los ángulos, desde garantizar que los materiales educativos y planes académicos se trasladen de un lugar a otro, hasta considerando los problemas de seguridad.

“Para mí, no se trata de (cambiar de) edificios“, dijo Byrd-Bennett en la reunión, “se trata de cambiar el corazón, la sangre y el alma de los niños y las familias. Eso es delicado y hay que hacerlo con respeto y cuidado, con el apoyo que los niños y las familias necesitan para esa transición”, agregó la funcionaria.

Por su parte el alcalde Rahm Emanuel dijo que es importante considerar la intensidad del problema y las recomendaciones de la comisión.

En

Chicago, Noticias

Temas en este artículo

Chicago, Cierra, CPS, escuelas

El autor

Leticia Espinosa es Community Producer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.