Por ley, ya todos pueden conducir en Illinois

El gobernador Pat Quinn con la ley de licencias de conducir en la mano luego de firmarla. ROGER MORALES | DIARIO HOY

CHICAGO – David Vilchis estaba feliz porque podrá conducir en las calles y autopistas de todo el país.

“Vamos a poder vivir mejor sin pendiente o temor de que nos pare la Policía y podremos salir a buscar trabajo”, dijo Vilchis, quien vive al norte de Chicago.

Vilchis es una de las 250,000 personas en Illinois que podrán solicitar la licencia sin necesidad de un Número de Seguro Social (SSN).

Vilchis fue una de las personas que el domingo asistieron a la firma de la ley de licencias para indocumentados, celebrada en la escuela del Instituto del Progreso Latino en Pilsen.

Con la firma de Quinn, la propuesta, que fue aprobada por el Senado de Illinois en diciembre y la Cámara de Representantes a inicios de enero, se convirtió en ley y la Secretaría del Estado tiene un plazo para ultimar detalles y empezar a emitirla.

Al firmar la propuesta de ley SB 957, Quinn dijo que la “legislación ayudará a todos, sin importar su origen, a aprender el reglamento de tránsito, pasar un examen de conducir y conseguir un seguro de auto”.

“Como resultado, nuestros caminos van a ser más seguros, dará más acceso a oportunidades de empleo y nuestro crecimiento económico se fortalecerá”, dijo Quinn.

La firma de Quinn se dio en un ambiente de fiesta con música de mariachi y de DJ,  en la que cientos de asistentes aplaudieron, rieron y corearon: “Si se pudo”.

El edificio del Instituto en la cuadra 2500 S. Western Ave. estaba repleto de personas que querían ser testigos de la histórica firma de la ley.

Al evento no faltaron los funcionarios electos locales, estatales y federales como los legisladores Edward Acevedo, Antonio Muñoz y John Cullerton, el alcalde de Chicago Rahm Emanuel, la presidenta de la Junta de Comisionados del Condado de Cook Toni Preckwinkle, y el representante federal Luis Gutiérrez, entre otros, que votaron o apoyaron la propuesta.

Gutiérrez dijo que la ley “es un modelo que necesitamos seguir para pasar la reforma migratoria. Es un día que Illinois le manda un ejemplo a Washington DC para pasar la reforma migratoria”.

Sin embargo, estas licencias no son iguales a las licencias regulares, sino temporales como las emitidas para visitantes, quienes no tienen un Número de Seguro Social.

Ernesto Martínez, portavoz de la Secretaría de Estado de Illinois, indicó que aunque todavía se define qué clase de documentos van a solicitar para entregarlas, sí se requerirá a los solicitantes que comprueben que han residido en el estado por lo menos un año; deberán presentar un examen escrito de conocimientos sobre reglamentos de tránsito y un examen para demostrar sus habilidades de conducir; también deberán demostrar que tienen seguro de auto.

Por otro lado, el grupo Federation for American Immigration Reform (FAIR), que aboga contra la inmigración ilegal, pidió que Quinn vetara la propuesta porque “presenta una amenaza a la seguridad del país.

“La propuesta ignora explícitamente las recomendaciones de una comisión independiente, que investigó los ataques del 9/11, que al emitir una identificación gubernamental a gente que está en el país ilegalmente presenta una amenaza seria a la seguridad nacional”, según FAIR.

“No es simplemente un asunto de un estado (de Illinois), sino un situación que le concierne a todos los estadounidenses”, dijo Dan Stein, presidente de FAIR.

La campaña para aprobar las licencias para todos inició desde septiembre del año pasado al acentuar que la meta de la propuesta era la seguridad para todos en la carretera.

Martínez aclaró que aunque la ley ya entró en efecto, las licencias se emitirán en unos 10 meses y pidió precaución al público para no ser víctimas de vivales, ya que sólo la Secretaría de Estado puede entregar el documento.


El autor

Jaime Reyes es Reporter, Writer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.