Chicago vive su enero más violento desde 2002

Por en Chicago 01/30/13 12:31pm
Oficiales de la Policía de Chicago revisan la escena de un tiroteo cerca de Champlain Ave. y 75th St. el martes. TERRENCE ANTONIO JAMES | TRIBUNE

CHICAGO - Una vez más, las noticias no son nada buenas para Chicago. Tras terminar como la capital del crimen en EEUU el año pasado con 506 homicidios, ¿se encamina la ciudad a repetir la experiencia?

Por lo ocurrido en lo que va del año, pareciera que sí. Según las cifras oficiales, hasta este martes se reportaron 42 asesinatos, y aún falta un día.

Y sí, como dice Garry McCarthy, superintendente de la Policía, “es decepcionante”. A pesar de la ola de violencia que afecta Chicago, el jefe policial defiende sus estrategias y dijo que se reunió en Washington DC con “mentes brillantes” de todo el país para encontrar soluciones al problema.

“No dejas todo lo que has hecho sólo porque tuviste un par de días malos”, dijo MaCarthy. “Desafortunadamente el martes también fue malo”. Hubo tres homicidios, todos a plena luz del día.

Según el diario Chicago Tribune, este es el segundo enero consecutivo en que Chicago tiene por lo menos 40 homicidios y el de este año es el más violento desde 2002.

Los expertos en violencia advierten que las cifras de este enero no significan que esa será la tendencia del año, pero que ciertamente lo ocurrido no da muchas esperanzas.

“Ciertamente no augura un buen año y parece la continuación de la violencia experimentada en muchos meses de 2012, comentó Arthur Lurigio, profesor de la Universidad Loyola, al Tribune.

En particular, los distritos Harrison y Englewood han sido los más afectados con siete y cinco homicidios respectivamente. Ambos distritos fueron resaltados hace un año tanto por McCarthy como por Rahm Emanuel, alcalde de la ciudad, como exitosos en el combate al crimen.

McCarthy, añade el Tribune, señala que son necesarias medidas más estrictas, similares a las de Nueva York, sugiere, contra quienes porten armas ilegalmente, y destacó su política de decomiso de armas en Chicago.