Indigna el asesinato de la estudiante Hadiya Pendleton

Por en Chicago 01/31/13 3:00pm

CHICAGO – Hadiya Pendleton cayó víctima de la violencia en Chicago a sólo unos días de participar -con la banda de música del King College Prep- en la ceremonia de inauguración del segundo mandato del presidente Barack Obama.

Pendleton, de 15 años, fue ultimada a tiros en un parque del sur de Chicago, en donde estaba con compañeros del equipo de vóleibol, luego de tomar un examen el martes por la tarde.

Con el homicidio de la adolescente, Chicago rebasó los 40 asesinatos en enero, que ya se perfilaba como uno de los meses más violentos desde el 2002.

Su asesinato indignó, no sólo a su familia, sino que le dio a la Casa Blanca y el ayuntamiento de Chicago más argumentos contra la violencia de las armas.

El presidente Barack Obama dijo en una entrevista con la cadena Telemundo que a pesar de que Chicago tiene leyes contra las armas, “el problema es que una gran proporción de esas armas vienen de afuera de Chicago”, y por ello era necesaria una legislación para el control de armas.

En Chicago, el padre de la joven y la alcaldía reaccionaron al asesinato de Hadiya.
Nathaniel Pendleton, el padre de la menor, dijo al diario Chicago Tribune, que su hija estaba destinada a ser grandes cosas.

Te llevaste la luz de mi vida. Mírate y entérate que te llevaste a una persona brillante, una persona inocente, una persona no violenta”, dijo Pendleton, quien pidió a quien tenga información que denuncie al asesino.

En una conferencia, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, dijo que la jovencita representaba lo mejor de la ciudad, era “una niña que va a la escuela, quien hace el examen final, quien estuvo en la juramentación (de Obama)”. Y de quien tenga información, dijo “no eres un soplón, eres un ciudadano en buena lid si ayudas”.

El jueves, Emanuel anunció una nueva estrategia para combatir la violencia, rodeado de concejales y del jefe de la Policía, Garry McCarthy.

McCarthy indicó que para el 31 de marzo iba a reasignar a 200 oficiales de puestos administrativos a patrullar las calles.
Sesenta de esos oficiales, serían reasignados de inmediato a las áreas central, sur y norte.

“Sus responsabilidades serán ahora ocupadas por civiles, que le darán al Departamento más flexibilidad y recursos adicionales en áreas donde son más necesarios”, según McCarthy.

Apenas el 24 de enero, Joseph Ferguson, inspector general de Chicago, recomendó la contratación de civiles en la Policía para ahorrar de $6.4 millones a  $16.6 millones anuales y combatir la escasez de oficiales.

El homicidio de Hadiya es irónico porque hace cuatro años la jovencita apareció en un comercial de la primaria Carter G. Woodson contra la violencia y pidió a los “estudiantes decir no a las pandillas y si a un gran futuro”.

“Tantos niños en el mundo mueren por la violencia de las pandillas. Más de 500 niños han  muerto por estar en el lugar y el momento equivocado”, dijo Hadiya.

Autoridades de Chicago ofrecen una recompensa de $11,000 a quien proporcione información que conduzca a la captura y convicción del asesino de Hadiya.