Mujeres eran prostituidas en “una casa de horrores”

Por en Chicago 02/3/13 12:51pm
Anita Álvarez, procuradora del Condado de Cook. BRIAN CASSELLA | CHICAGO TRIBUNE

Autoridades del Condado de Cook indicaron que varias mujeres vivían en una “casa de horrores” por las condiciones en que eran tratadas para ser prostituidas.

Según la procuradora del Condado de Cook, Anita Álvarez, las víctimas eran mujeres vulnerables, pobres o desamparadas, que eran forzadas a vivir adictas a la droga y a la prostitución.

Keith Williams. ALGUACIL DEL CONDADO DE COOK

Álvarez indicó que todo empezó en mayo del 2012 luego que la Policía de Schiller Park recibió información de que en el domicilio de Keith Williams se vendía droga y se prostituía a alrededor de media docena de mujeres.

La investigación encontró que Williams, quien usaba el alias de Shampoo, buscaba y reclutaba a mujeres pobres o desamparadas que conocía en la calle. Éste las llevaba a vivir a su domicilio, en donde tras hacerlas adictas a la droga, las forzaba a prostituirse, ya sea en la calle, en citas arregladas en el Internet o por teléfono.

Román Kurek. ALGUACIL DEL CONDADO DE COOK

Las mujeres eran golpeadas con frecuencia y asaltadas por Williams al azar, quien las castigaba por “portarse mal”, las golpeaba severamente o les privaba de comida o droga.

El jefe de Policía de Schiller Park, Brian Norris, dijo al diario Chicago Tribune, que lograron descubrir a Williams y sus cómplices Román Kurek y Sylvia Topolewski gracias al informe y a una pesquisa encubierta de ocho meses.

Según la procuraduría, en algunos casos, Williams esposaba a las mujeres que lo hacían enojar y las encerraba en un cuarto en donde las golpeaba, las orinaba y dejaba varios días sin comida o droga hasta que se enfermaban por la abstinencia a la droga.

Silvia Topolewski. ALGUACIL DEL CONDADO DE COOK

La procuraduría alega que Kurek transportaba a las mujeres a las citas y que Topolewski les proveía heroína o cocaína crack.

Williams fue detenido y acusado por peonaje involuntario y tráfico de personas, y compareció en una audiencia en donde se le fijó una fianza de $650,000, según la procuraduría. Pero, el alguacil del Condado de Cook indica que Williams está detenido sin derecho a fianza.

A los otros acusados, Kurek y Topolewski, se les fijó una fianza de $350.000 y comparecen nuevamente el 28 de febrero.

Williams regresa a la corte este lunes 4 de febrero.

En un caso similar en 2011, nueve pandilleros fueron acusados de prostituir a niñas de 12 años.