No descansan por la reforma migratoria y contra las deportaciones

La familia Muñoz se prepara para una marcha por la reforma migratoria. JOSÉ M. OSORIO | CHICAGO TRIBUNE

CHICAGO – Nervioso, Mario Cortés se frotaba el miércoles las manos y los dedos. Contaba cómo la falta de documentos le han quitado oportunidades de avanzar en Estados Unidos.

Cortés, quien es originario de Acapulco, Guerrero, dijo que estudió contaduría en México y es árbitro de fútbol. También contó que en años recientes le han ofrecido puestos y oportunidades en ambas profesiones, pero que la falta de un Número de Seguro Social (SSN) le ha privado de aprovecharlas.

“Vivo en Estados Unidos desde 1999. He perdido muchas oportunidades por no tener el Número de Seguro Social. Cada día es un reto para nosotros (indocumentados)”, dijo Cortés.

Mario Cortés, der., al iniciar la campaña "Un sueño para todos" de la organización Gamaliel. JAIME REYES | HOY

El inmigrante compartió su testimonio durante el arranque de la campaña “Un sueño para todos” (Dream for All) de la organización Gamaliel, que fue lanzada en 17 estados, para exigir que el presidente Barack Obama cumpla “su promesa y actúe ahora con la reforma migratoria integral”.

El discurso en pro de una reforma migratoria ha mantenido ocupados a miembros de la comunidad, funcionarios electos y activistas pro inmigrantes.

El miércoles, horas después del lanzamiento de la campaña de Gamaliel en el barrio de Pilsen, un grupo de empresarios hablaron en el Chicago Cultural Center sobre los beneficios económicos de una reforma migratoria.

John W. Rowe, presidente emérito del corporativo Exelon y quien junto con su esposa fundó dos escuelas chárter en el área de Chicago, cuestionó el hecho de poder educar a los jovencitos pero la imposibilidad de contratarlos.

“Esto no tiene ningún sentido moral y menos sentido económico”, indicó Rowe.
Rowe agregó que en estos momentos se realiza un estudio sobre la política de inmigración y la economía de Illinois, que incluye encuestas y foros regionales, pero no dio detalles porque aún no se ha terminado.

El discurso de Rowe sigue a un estudio similar que dio a conocer el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y William Daley, ex jefe de gabinete del presidente Barack Obama, en agosto de 2012.

El reporte “Open for business”, publicado por el Partnership for a New American Economy, encontró que los inmigrantes abren más negocios que los estadounidenses nacidos en el país.

Bloomberg y Daley indicaron que una reforma migratoria impulsaría la economía del país.

A la misma hora del discurso, pero en el suroeste de Chicago, lejos de los rascacielos de la ciudad, la música de los elevadores y de los trajes caros de los empresarios, un grupo de familias que viven el drama de las deportaciones y la separación pedían una reunión con el senador federal Dick Durbin.

Durbin y el representante federal Luis Gutiérrez se reunieron el lunes pasado con representantes de organizaciones comunitarias, religiosas, laborales y empresariales para informar cómo marcha el debate sobre la reforma migratoria en Washington D.C.

En el vecindario de La Villita se desarrollaba una historia muy dramática para una familia de origen mexicano.

Efraín Muñoz dijo que urge la reforma migratoria, pero antes una moratoria a las deportaciones. Muñoz, de 39 años, lo pedía por experiencia propia.

Muñoz fue detenido junto a otros empleados en noviembre }durante un operativo de inmigración en la planta Chicago Pallets Service Inc.

Muñoz, de 39 años y padre de seis hijos, estaba nervioso. En su caso, la situación va más allá de la falta de oportunidades. En riesgo está, dice, del futuro de su familia y su estadía en el país.

Muñoz compareció ante inmigración el 13 de diciembre y presentó una serie de documentos que espera le ayuden en su caso.

“Demostré que pago impuestos, soy casado, dueño de casa y tres de mis hijos califican para la Acción Diferida (DACA). Además tengo tres hijos ciudadanos y no tengo antecedentes penales”, dijo Muñoz.

A pesar de ello, su familia dice estar preocupada porque no saben qué va a pasar y aún no le informan cuándo es la próxima comparecencia.

“(Mi familia) piensa que me van a separar de ellos. Si me deportan, los hijos quedan desamparados y la familia a la deriva. De nada sirve que el presidente Obama otorgue el DACA y tenga hijos ciudadanos, si el papá está deportado”, dijo Muñoz.

Según reportes, bajo el mandato de Obama se ha deportado a un número récord de indocumentados.

Por ello, el reverendo José Landaverde, pastor de la Misión Católico Anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, dijo que era hora que Durbin se reúna con las personas que son afectadas directamente por la ley de inmigración.

John Normoyle, portavoz del senador Durbin, respondió al diario Hoy que un representante del senador se ha reunido con el grupo en las pasadas semanas, y que “el senador se mantiene abierto a los comentarios al tiempo que la legislación es escrita y debatida en el Congreso (federal)”.

“El senador ha dicho que dos principios esenciales de la reforma migratoria integral incluyen la ciudadanía y mantener a las familias unidas”, según Normoyle.

Lo anterior ocurre mientras la Coalición de Illinois pro Derechos de inmigrantes y Refugiados (ICIRR) se prepara para una cumbre sobre inmigración en el colegio comunitario Malcolm X este sábado 9 de febrero, en donde se ofrecerán múltiples talleres.

Según ICIRR, los talleres van desde información sobre las licencias de conducir para indocumentados y el programa DACA hasta talleres sobre violencia doméstica, movilización electoral y defensa del salario de los trabajadores, entre otros.

La cumbre inicia a las 8 am y el colegio Malcolm X, está en el 1900 W. Van Buren, en Chicago.


El autor

Jaime Reyes es Reporter, Writer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.