Casa Aztlán en líos por fiesta escandalosa

Por en Chicago 02/11/13 11:25am

La organización Casa Aztlán enfrenta varias multas por violaciones al código municipal luego que los bomberos y la Policía de Chicago respondieron a quejas por escándalo en una fiesta en ese lugar.

Las autoridades llegaron a la cuadra 1800 S Racine St., pasada las 12 am del domingo tras reportes del ruido y exceso de ocupantes, y al llegar encontraron tres vehículos dañados por objetos que lanzaron, al parecer desde el techo del lugar.

Un jefe de Bomberos, sin embargo, no supo decir cuanta gente había en la fiesta porque muchos huyeron cuando los bomberos llegaron, según el diario Chicago Tribune.

Inspectores municipales emitieron varias multas por violaciones serias al código municipal, que incluían una escalera estructuralmente defectuosa, veladoras encendidas para iluminar la escalera y cables eléctricos, que se extendían a lo largo del piso mojado en el sótano.

Un portavoz de los bomberos indicó que en el lugar encontraron cables eléctricos sueltos, una luz de emergencia dañada y estuco caído.

De acuerdo con el Tribune, la oficina de Prevención de Incendios refirió al centro comunitario a la oficina de Investigaciones del Departamento de Edificios de Chicago.

Carlos Arango, director de la organización, no había respondido el lunes por la mañana para comentar sobre el incidente.

El mismo domingo, los Bomberos cerraron un club nocturno en la cuadra 2200 S. Michigan Ave., porque había mucho más gente de las 80 personas permitidas en su permiso.

Autoridades, además, encontraron que el club no tenía señalamientos para salida de emergencia, ni luz adecuada y una escalera trasera estaba bloqueada.