Arreglaban matrimonios para burlar a inmigración

Gary J. Hartwig, izq., agente especial de investigaciones de ICE en Chicago. MICHAEL TERCHA | CHICAGO TRIBUNE

Teresita Zarrabian y Michael Smith estan en líos con autoridades de inmigración luego de ser descubiertos de arreglar matrimonios fraudulentos para ayudar a inmigrantes indocumentados a obtener la residencia legal en Estados Unidos.

Zarrabian, de acuerdo con la procuraduría federal del Distrito Norte de Illinois, es una ciudadana naturalizada, de 60 años, que es propietaria de una firma consultora de inmigración en Arlington Heights, mientras que Smith, de 41 años,  es un ciudadano de Estados Unidos.

Según la procuraduría, los acusados habrían arreglado cuatro matrimonios fraudulentos e intentaron casar a un quinto extranjero con un agente encubierto. Los hechos habrían ocurrido entre septiembre del 2005 y octubre del 2012, y algunas bodas se llevaron a cabo en Las Vegas, Nevada, y en Illinois.

Los acusados cobraban entre $8,000 a $15,000 por matrimonio y los ciudadanos estadounidenses se les pagaba hasta $5,000 por casarse.

Según los fiscales, los acusados hicieron arreglos para que los participantes viajaran a Las Vegas para casarse y tomarse fotos de “pareja” y le recomendaban tomar unos pasos para crear la falsa impresión de que el matrimonio era legítimo.

Zarrabian también se reunía con las parejas y les decía que acciones necesitaban tomar y qué hacer para que su matrimonio pareciera real durante las entrevistas con oficiales de inmigración.

Gary J. Hartwig, agente especial de investigaciones de ICE en Chicago, dijo que el fraude matrimonial es un crimen que explota el sistema de inmigración del país y vulnera la seguridad nacional.

Según la fiscalía, un extranjero puede casarse con un ciudadano estadounidense legítimamente y convertirse en una residente permanente de Estados Unidos, pero no aplica si el matrimonio fue fraudulento para evadir las leyes de inmigración.

A Zarrabian y a Smith se les presentaron cargos de conspiración para cometer fraude matrimonial, fraude matrimonial y fraude para obtener una visa.

Hartwig indicó que esa agencia va a continuar trabajando por identificar y arrestar a quienes muestran indiferencia a las leyes y menoscaban el proceso legítimo de inmigración.

En febrero de 2012, los hermanos Manny y Marc Aguja fueron sentenciados a  24 y 12 meses también por arreglar matrimonios fraudulentos para burlar las leyes de inmigración.


El autor

Jaime Reyes es Reporter, Writer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.