Critican a ICE por tácticas para aumentar deportaciones

Por en Chicago 02/17/13 12:49pm
Agentes de ICE conducen a una persona detenida. CORTESÍA ARCHIVO ICE

De algunos seis meses a la fecha, el número de personas que llegan a pedir ayuda a la Misión Católico Anglicana de la Nuestra Señora de Guadalupe, en el suroeste de Chicago, ha aumentado de manera inusual.

Según José Landaverde, pastor de la Misión, a diario llegan docenas de personas pidiendo ayuda para sus familiares que son detenidos por inmigración o de plano ya están en proceso de deportación.

Landaverde fue uno de los activistas pro inmigrantes que reaccionaron a un reporte del diario US Today que encontró que autoridades de inmigración presionaron a sus agentes para aumentar sus cuotas de deportados, según un memopublicado por el diario.

Landaverde criticó dicha política que, dice,  separa a miles de familias todos los días y razón por la que es necesaria un alto o moratoria a las deportaciones.

Dichas tácticas incluyen revisar las bases de datos estatales de licencias de conducir para identificar a extranjeros que se las negaron.

Otra táctica es que agentes de Inmigración participen en detenciones de tránsito de la Policía para identificar casos de conductores sin licencia y procesar a indocumentados detenidos por delitos menores.

Finalmente, agentes  procesan a inmigrantes indocumentados detenidos por ofensas menores en cárceles locales para aumentar sus números.

El Centro Nacional de Justicia Inmigrante (National Immigrant Justice Center de Heartland Alliance, NIJC) con base en Chicago, criticó dicha política e indicó que debería crearse un sistema migratorio enfocado en “la justicia y no en cuotas”.

“Los correos electrónicos y reportes publicados muestran que las cuotas de deportación y detención que han impulsado las políticas de inmigración de este país en los últimos años no son eficaces y desvían recursos de la Policía de actividades que sirven mejor para proteger la seguridad pública”, indicó Royce Bernstein Murray, directora de política de NIJC.

Según el diario, la presión a agentes de ICE llegó de Washington a sus jefes regionales luego que las deportaciones criminales estaban bajando el año anterior y les instruía a que las aumentaran.

De acuerdo con cifras de ICE, el número de deportados en el 2012 fue de 409,849 personas, mientras que en el 2011 esa cifra fue de 396,906.

Gillian Christensen, una portavoz de inmigración, dijo al diario que: “ICE no tenía cuotas”, y que la agencia se ponía une meta de rendimiento anual que refleja el compromiso de la agencia, usando los recursos limitados que les asigna el Congreso federal.

Lo anterior ocurre en momentos que el Senado Federal y la Casa Blanca trabajan en una reforma migratoria integral.

“Mientras el Congreso federal inicia el proceso de crear una nueva ley de inmigración, el informe destaca la necesidad de crear un sistema que se centre en apoyar a nuestros tribunales y de a inmigrantes en proceso de deportación acceso a abogados, en lugar de llegar a un meta arbitraria sobre cuántas personas deben ser detenidas y deportadas por cualquier medio necesario”, según Royce.

Landaverde, por otra parte, indicó que el aumento de deportados y la política que muestra el memo demuestran que es urgente un alto o moratoria a las deportaciones, “que de protección a las familias que ya fueron afectadas. Eso es lo más urgente”.