Raúl Castro busca este domingo su último mandato en Cuba

Por en Mundo 02/24/13 10:54am
Raúl Castro, presidente de Cuba, durante una visita a China en julio de año pasado. ED JONES | GETTY

LA HABANA – El nuevo Parlamento cubano se constituyó este domingo para escoger a los 31 miembros del Consejo de Estado, máximo órgano ejecutivo de la isla, en un proceso que, salvo una sorpresa de último minuto, culminará con la reelección del presidente Raúl Castro para su último mandato, en el que deberá preparar al dirigente que lo sucederá en 2018.

El nuevo Consejo de Estado debe escoger a su nueva directiva este mismo domingo y todos apuestan a la reelección de su presidente, Raúl Castro, a pesar de que éste bromeó el viernes diciendo que iba a renunciar.

“Voy a renunciar. Ya voy a cumplir los 82 años, tengo derecho a retirarme. ¿No me creen?”, dijo Castro sonriendo ante los periodistas.

Raúl Castro y su hermano Fidel, de 86 años y retirado del poder desde 2006 por problemas de salud, participaron en la sesión de constitución del nuevo Parlamento, dijo la Agencia de Información Nacional (AIN). Ambos hermanos fueron reelegidos como diputados el 3 de febrero.

En la sesión, que partió hacia las 10 am locales, los parlamentarios ovacionaron a Fidel, dijo la agencia cubana Prensa Latina. La prensa extranjera no tuvo acceso a la sesión de apertura, pero está invitada a la sesión de clausura, al final de la tarde, en la que Raúl Castro pronunciará un discurso.

En su último mandato Raúl Castro debería continuar con las reformas emprendidas desde que sucedió a su hermano Fidel en 2006 y preparar el relevo que gobernará la isla comunista a partir de 2018 –por primera vez desde 1959 sin los hermanos Castro–, en el marco de la incertidumbre por la enfermedad del presidente venezolano Hugo Chávez, gran benefactor de Cuba.

Como los observadores apuestan a la continuidad de Raúl, las especulaciones giran en torno a los otros miembros del Consejo de Estado, entre ellos dos dirigentes históricos: el primer vicepresidente José Ramón Machado Ventura, de 82 años, y el vicepresidente Ramiro Valdés, de 80.

“Si como dijo Fidel Castro a (el extinto dirigente sandinista nicaragüense) Tomas Borge, 80 años ‘son demasiados para cumplir funciones de Estado’, por imperativo biológico, el Consejo de Estado tendrá que renovar su primera vicepresidencia y una o dos de sus vicepresidencias a corto plazo”, dijo a la AFP el analista Arturo López-Levy, de la Universidad de Denver (Colorado, EEUU).

Los otros vicepresidentes del Consejo son Abelardo Colomé (73), Juan Esteban Lazo (68) y Gladys Bejerano (66).

“Seguramente serán elegidos al Consejo de Estado dirigentes que se perfilan con más posibilidades de dirigir el país después de 2018″, declaró a la AFP el politólogo cubano Carlos Alzugaray.

Tres hombres se perfilan para la cúpula del poder:

Miguel Díaz-Canel, un ingeniero eléctrico que cumplirá 53 años en abril, exministro de Educación Superior que desde marzo de 2012 es uno de los ocho vicepresidentes del Consejo de Ministros;

Marino Murillo, un economista de 52 años, vicepresidente del Consejo de Ministros y encargado de supervisar las reformas económicas;

Bruno Rodríguez, abogado y diplomático de 55 años, ministro de Relaciones Exteriores desde 2009 y quien en diciembre entró al buró político del todopoderoso Partido Comunista de Cuba (PCC, único).

Los 31 miembros del Consejo de Estado serán escogidos por el nuevo Parlamento al cierre de un largo proceso electoral que comenzó en octubre con los comicios municipales, bajo un esquema sin sorpresas en que no estuvo en riesgo el control que ejerce el PCC sobre la sociedad.

También hay cambios en el Parlamento, porque Ricardo Alarcón, de 75 años, un académico y ex canciller que lo presidió durante 20 años, no fue reelegido como diputado.

Raúl ha buscado promover a las mujeres y este domingo se convirtió en diputada una de sus hijas, la sexóloga Mariela Castro, quien lidera una cruzada contra la homofobia en la isla.

La nueva cúpula gobernante en el único país comunista de Occidente asumirá sus tareas en momentos de incertidumbre por la salud de Hugo Chávez, quien regresó hace una semana a Venezuela tras dos meses de hospitalización en La Habana.

Cuba, que depende del petróleo y la ayuda de Venezuela, enfrenta un embargo económico de Estados Unidos desde hace medio siglo.

Desde que sucedió oficialmente a Fidel en la presidencia en febrero de 2008, Raúl emprendió reformas consistentes, sobre todo, en insertar elementos de economía de mercado dentro del sistema estatal, sin tocar el poder del PCC.

También ha hecho reformas sociales, como una nueva ley migratoria que liberó en enero a los cubanos de los permisos de viaje y la autorización desde 2008 para comprar teléfonos celulares y computadores, así como para hospedarse en hoteles, que hasta entonces estaban reservados a los turistas extranjeros.

Por iniciativa suya, el PCC aprobó en 2012 limitar a 10 años el tiempo para desempeñar un cargo de poder, con lo que él mismo se fijó un límite para ocupar la presidencia, que se cumple el 24 de febrero de 2018.

Sin embargo, estas medidas son migajas para la oposición, que continúa exigiendo libertad de expresión, libertad de asociación y derecho a manifestarse ante un régimen que considera a todo opositor como un “mercenario” a sueldo de Estados Unidos.