Recortes automáticos o “sequester” le pegarían duro a Illinois

Si se concretan los recortes automáticos, Illinois perdería fondos de vacunación para niños. LANE CHRISTIANSEN | CHICAGO TRIBUNE

CHICAGO – La administración del presidente Barack Obama dio a conocer un estudio que indica cómo sería afectado cada estado en caso de que no haya un acuerdo para evitar los recortes al gasto público el próximo 1º de marzo.

Según la Casa Blanca, los recortes  de unos $1.2 billones durante los próximos 10 años provocarían una reducción indiscriminada a los programas de las agencias federales, excepto a programas obligatorios como Medicaid y los cupones de alimentos.

En Illinois, los recortes afectarían a miles en muchos rubros desde la educación, salud, y seguridad hasta el cuidado infantil, vacunas, nutrición, y violencia doméstica, entre otros.

En el tema educación, los recortes empezarían con la pérdida de $33.4 millones para financiar la educación primaria y secundaria, lo que pondría los puestos de unos 460 maestros y asistentes en peligro.

Asimismo, alrededor de 39,000 estudiantes no recibirían servicios y unas 120 escuelas no recibían fondos.

También en educación, el estado perdería $24.7 millones en fondos para 300 maestros, asistentes y personal que atiende a estudiantes con discapacidades.

En el tema salud, los programas de Head Start y Early Head Start serían eliminados para unos 2,700 niños del estado.
Unos 5,239 menores se quedarían sin vacunas para el sarampión, paperas, tétano, rubéola, tos ferina y la hepatitis B, entre otras enfermedades porque Illinois dejaría de recibir $357,000.

Asimismo, se eliminarían los fondos que pagan por el cuidado infantil de 1,100 niños, sin el cual sus padres no podrían ir a trabajar.

El estado dejaría además de recibir unos $273,000 en fondos que pagan programas que asisten a mujeres víctimas de violencia doméstica.

El lunes, la secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, afirmó que los recortes tendrán un efecto “destructivo” para su departamento y puso en duda que, de aplicarse, se pueda mantener “el mismo nivel de seguridad” que hay ahora en todo el país, de acuerdo con la agencia EFE.

Según Napolitano, habrá retrasos en los controles de seguridad en los aeropuertos y en el examen de contenedores comerciales en los puertos, así como daños a la capacidad de DHS de detener a inmigrantes ilegales en las fronteras, entre otras “serias consecuencias” para el flujo de bienes y personas.

El mismo lunes, el presidente Barack Obama pidió a los gobernadores que ayuden a presionar para que el Congreso se comprometa a lograr un acuerdo que evite los recortes automáticos del gasto público que deben entrar al iniciar marzo.

Obama pidió a los gobernadores que: “Hablen con sus representantes en el Congreso y recuérdenles con toda claridad exactamente lo que está en juego”, según la agencia EFE.

El mensaje lo llevó el presidente a la reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores celebrada el lunes en la Casa Blanca.

Sin embargo, el gobernador de Louisiana, el republicano Bobby Jindal, dijo a los periodistas frente a la Casa Blanca que Obama está “intentando asustar” a los ciudadanos con sus advertencias sobre los recortes y pidió al presidente que muestre “liderazgo” para resolver el problema.

De acuerdo con EFE, los republicanos están trabajando en un plan que dejaría en pie los recortes, pero daría al Gobierno más flexibilidad para decidir cómo y dónde aplicarlos.


El autor

Jaime Reyes es Reporter, Writer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.