Vigilancia a pie, en los barrios más peligrosos tarea para policías ‘novatos’

Por en Chicago 03/26/13 3:15pm
Los nuevos graduados esperan en línea para que se les entreguen sus diplomas, en una ceremonia en Navy Pier, el martes. MICHAEL TERCHA/CHICAGO TRIBUNE

Aunque el patrullaje o rondines a pie por las calles de los barrios parece cosa del pasado, esta es la nueva estrategia de la Policía de Chicago para combatir el crimen.

Garry McCarthy, superintendente de la Policía, cree que ésta “estrategia de saturación” en algunos de los barrios con más alto índice de crimen podría resultar realmente efectiva, pues al parecer a los pandilleros ya les empieza a molestar.

“F— the foot police (P.. Policía a pié)”, decía el grafiti que la Policía mostró a la prensa en una foto. “Al parecer, la estrategia está teniendo algún tipo de impacto entre las pandillas”, indicó McCarthy, según el diario Chicago Sun Times.

Mientras los oficiales en patrullas se ocupan de vigilar y movilizarse rápidamente en los alrededores, los oficiales a pie vigilarán y entablarán una relación más cercana con la comunidad; ese el objetivo de la “política de regreso a la comunidad”, según el jefe policiaco.

Y, la tarea de patrullar a pie le toca a los recién graduados. Después de seis meses en la Academia de Policía y 12 semanas de entrenamiento en las calles, 24 oficiales recién ingresados al cuerpo de Policía han estado trabajado de noche, por poco más de una semana en una “zona de impacto”, como McCarthy llama a una a las 20 áreas con mayor índice de crimen en las que la Policía se enfoca.

Es en el Distrito policial Gresham, que incluye los barrios de Chatham y Auburn Gresham, al sur de la ciudad.

Tras completar el programa de capacitación en las calles, los próximos graduados de la Academia se sumarán al patrullaje a pie en otras 19 zonas de la ciudad azotadas por la violencia de las pandillas, anunció McCarthy.

Esta estrategia implica pago de horas extras para cerca de 400 oficiales que patrullan por las noches las 20 zonas, lo que ha coincidido con una baja en el índice de homicidios, 14 homicidios en febrero, el año pasado durante el mismo período se registraron 29. En lo que va de marzo, se han registrado 12 asesinatos; durante el mismo período de marzo de 2012, hubo 40.

Después de un dramático aumento en la violencia durante el primer trimestre de 2012, en parte por el clima inusualmente cálido, los homicidios y tiroteos han bajado drásticamente este año. Hasta el domingo, en Chicago se habían registrado 69 homicidios, casi 35 por ciento menos en comparación con los 106 registrados durante el mismo período del año anterior, según un análisis de las estadísticas de la Policía del diario Chicago Tribune. En tanto los tiroteos también bajaron, alrededor del 30 por ciento.

Sin embargo, para Michael Shields, presidente de la Orden Fraternal de Policía, el sindicato que representa a los oficiales, no le parece buena idea la estrategia; Shields dijo al Tribune que, aunque los oficiales novatos trabajen en las mismas calles con oficiales más experimentados, vigilar a pie implica un riesgo en su seguridad .

Shields agregó que por razones de seguridad preferiría ver oficiales en patrullas en esas áreas violentas; ante la posibilidad de que a pie pudieran ser desarmados o atacados.

Sin embargo, el criminólogo Arthur Lurigio considera que no hay evidencia de que los oficiales a pie corran mayor riesgo, y dice que esa labor fortalecerá la relación del Departamento de Policía con la comunidad.

“Los oficiales en la calle pueden obtener una mejor idea del crimen emergente y otros problemas sociales en el barrio”, dijo Lurigio, profesor de psicología y justicia penal de la Universidad Loyola en Chicago al Tribune.

El criminólogo agregó que el patrullaje a pie ayuda a la Policía a forjar relaciones de trabajo más favorables, cooperativas y productivas con los residentes y dueños de negocios.