Protestan contra cárcel privada para alojar indocumentados

Por en Chicago 04/7/13 5:10pm
Manifestantes protestaron en 2012 contra un centro de detención de inmigrantes en Crete, ahora esperan frenar la construcción de uno en Joliet. ARCHIVO | DIARIO HOY

CHICAGO – Unas mil personas marcharon el sábado por el centro de la ciudad de Joliet, Illinois, para protestar contra una propuesta de Inmigración de construir un centro privado para detener a indocumentados mientras esperan la deportación.

Con carteles que decían “No Joliet for Profit Immigration” y coreando consignas como “Afuera CCA”, los manifestantes levantaron sus voces contra la empresa Corrections Corporacion of America (CCA), a la que responsabilizan de maltratar y abusar de detenidos en las cárceles que tiene a su cargo en todo el país.

El congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez, cuya presencia había sido anunciada por la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), finalmente no acudió por encontrarse indispuesto.

La marcha recorrió unos cinco kilómetros hasta llegar al centro de Joliet, ciudad ubicada a unos cincuenta kilómetros al suroeste de Chicago.

Carmela Cruz, esposa de un indocumentado en proceso de deportación, dijo a la agencia EFE entre llantos que él es el único sustento del hogar y “me aterra la idea de perder la casa en que vivimos y no terminamos de pagar”. “Pero más aterrador -agregó- es la separación de nuestra familia”.

En otro testimonio, la manifestante Verónica Espinosa dijo conocer familias en proceso de deportación y saber “personalmente lo que es estar en esta situación”.

A los residentes de Joliet, como Stephen Alderson, les preocupa el fin comercial del proyecto porque sería “una cárcel con el único fin de lograr ganancias para los inversionistas: Esta no es una cárcel para la justicia, o para servir a la sociedad”.

Por su parte, Joshua Hoyt, de ICIRR, señaló que CCA tiene un largo historial de violaciones de los derechos humanos de los indocumentados y aseguró que los detenidos se quejan de malos tratos, mala alimentación y falta de atención médica.

Según un comunicado de ICIRR, por lo menos 24 inmigrantes detenidos han muerto en instalaciones dirigidas por CCA, muchos de ellos por falta de atención médica.

Adicionalmente, la empresa enfrenta varias demandas judiciales por supuestos abusos, incluyendo acusaciones de que en una prisión de Idaho funcionaba una “escuela de gladiadores”, donde la violencia e intimidación se usaban para controlar a los reclusos.

Durante la protesta los manifestantes entregaron una carta al gobierno municipal de Joliet en la que piden el fin de las negociaciones con la oficina de ICE.

Asimismo, firmaron otra carta que enviarán a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, para que anule cualquier acuerdo con CCA para construir prisiones en Illinois para alojar a indocumentados.

Una situación similar se vivió el año pasado en la villa de Crete, un suburbio al oeste de Chicago, donde había planes para construir un centro de detención con setecientas camas que también iba a administrar CCA.

El polémico proyecto, que enfrentó meses de oposición de los residentes y grupos proinmigrantes, fue finalmente rechazado por el Concejo Municipal de Crete.

El tema llegó a la Asamblea Legislativa donde se aprobó una enmienda a la ley de 1990 que prohíbe la construcción de cárceles privadas, especificándose que el alojamiento de indocumentados “es una función únicamente gubernamental”.

ICE no posee un centro de detención en el área y renta espacio en las cárceles de los condados vecinos.

Según lo informado, ICE quiere reformar el sistema de detención de indocumentados, busca consolidar espacios y reducir la cantidad de instalaciones utilizadas para alojar detenidos en el área metropolitana de Chicago.

La marcha ocurre días después que la agencia Prensa Asociada (AP), una de las principales agencias de noticias del mundo, dejó de usar el término ilegal. CON INFORMACIÓN DE LA AGENCIA EFE