Tamerlan Tsarnaev estaba en la lista de sospechosos de terrorismo de EEUU

Elementos de la Policía de Massachusetts rinden honores a Sean Collier, el oficial muerto supuestamente a manos de los hermanos Tsarnaev, suspuestos ejecutores del atentado de la semana pasada en la meta del maratón de Boston. MARIO TAMA | GETTY

Por Miriam Burgués

WASHINGTON – La investigación sobre los atentados durante el maratón de Boston avanza mientras el sospechoso hospitalizado, Dzhokhar Tsarnaev, continuaba este miércoles en condición “favorable” y aumentaban las dudas sobre la labor previa del FBI en el seguimiento a su hermano y presunto coautor, el fallecido Tamerlan.

Los investigadores han concluido de sus entrevistas con Dzhokhar en el hospital que los dos hermanos Tsarnaev colocaron y detonaron las dos bombas, que actuaron solos y que lo hicieron por motivos religiosos en defensa del islam, así como movidos por el rechazo a las guerras de EEUU en Irak y Afganistán.

No obstante, funcionarios estadounidenses en Rusia han viajado a la región de Daguestán, en el Cáucaso Norte, para entrevistar a los padres de los sospechosos, según informó la cadena CNN.

Varios conocidos de los hermanos Tsarnaev han contado a la prensa que Tamerlan, de 26 años y que falleció después de un tiroteo con la policía el pasado viernes, había adoptado desde hace un tiempo una posición islamista extrema.

Elmirza Khozhgov, excuñado de los hermanos, contó hoy a CNN que un amigo de Tamerlan al que identificó con el nombre de Misha tuvo influencia en él y lo introdujo en la religión.

En la misma línea, un tío de los sospechosos, Ruslan Tsarni, explicó a CNN desde su casa en el estado de Maryland que Tamerlan empezó a cambiar en 2009 a causa de un amigo que tenía en Cambridge (Massachusetts).

Conforme hay más claridad sobre los motivos de los atentados, que se produjeron el 15 de abril, mataron a tres personas y causaron heridas a más de 280, van surgiendo preguntas sobre la actuación del FBI por haber cerrado una investigación iniciada en 2011 a petición de Rusia sobre Tamerlan, el mayor de los hermanos de origen chechén.

En marzo de 2011 el FBI recibió una petición de Rusia para entrevistar a Tamerlan porque supuestamente era “un seguidor radical del islam”.

Según el FBI, en esa investigación no encontró nada sospechoso ni indicios de actividad terrorista y, además, Rusia no respondió a una petición de información adicional sobre el joven.

El FBI afirma también que no sabía que Tamerlan pasó varios meses durante 2012 en Daguestán, supuestamente por un error de ortografía en una base de datos que coteja los vuelos que salen de EE.UU. con una lista de posibles terroristas.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, afirmó hoy a periodistas en Bélgica, donde está en viaje oficial, que Tamerlan regresó al país de su viaje a Rusia “dispuesto a matar”.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sí supo de la salida de Tamerlan de EEUU en un vuelo con destino a Moscú, pero no de su regreso, porque su ficha había caducado al cerrar el FBI su expediente.

El FBI “no hizo lo suficiente” para comprobar los antecedentes de Tsarnaev y el DHS falló a la hora de comunicar sus preocupaciones acerca del joven, denunció este martes ante la Cámara alta el senador republicano Charles Grassley, para quien hay “un montón de preguntas sin respuesta” en este caso.

“Tenemos que dejar que la investigación se desarrolle y hacer evaluaciones cuando conozcamos todos los hechos”, pidió hoy el portavoz de la Casa Blanca en su rueda de prensa diaria.

Mientras, Dzhokhar continúa en el hospital de Boston donde fue ingresado tras ser detenido el viernes y su estado sigue siendo “favorable”, según el centro médico.

El joven, de 19 años, ha sido acusado formalmente de cargos que incluyen el “uso de armas de destrucción masiva” y que pueden acarrearle la pena de muerte o prisión de por vida.

En su huida de las autoridades cuando se descubrió su implicación en los atentados, los Tsarnaev mataron presuntamente a un policía universitario, Sean Collier, en cuya memoria se celebró hoy un servicio en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Decenas de miles de personas acudieron al servicio en honor a Collier, entre ellas el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, que condenó las acciones de los “dos cobardes, retorcidos, pervertidos, yihadistas de poca monta” que llevaron a cabo los atentados.

En

EEUU, Noticias

Temas en este artículo

Boston, FBI, investigación, Tamerlan Tsarnaev

El autor

Agencia EFE es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.