'Nos repondremos', dicen vecinos de Forest View afectados por las inundaciones

Toneladas de escombros se apilan en las calles de Forest View, conforme las familias vuelven a sus viviendas para hacer un recuento de daños. LETICIA ESPINOSA | HOY

FOREST VIEW – A más de una semana de la inundación, toneladas de muebles, ropa, juguetes, yeso húmedo, fotos y peluches empapados se seguían acumulando frente a las residencias de Forest View, un suburbio al suroeste de Chicago.

El crecimiento del río Des Plaines ocasionó que decenas de residencias de la pequeña comunidad de 700 habitantes se inundaran.

Por lo que el fin de semana fue de mucho movimiento en las calles del poblado. Las tareas de limpieza continuaban para algunos y apenas empezaban para quienes no habían podido entrar a los sótanos inundados la madrugada del 19 de abril durante los torrenciales aguaceros.

Ante la emergencia, el poblado recibió ayuda de la Guardia Costera de EEUU y de los pueblos vecinos, comentó Frank Yurka, administrador del poblado, al diario Chicago Tribune.

“Fue un trabajo duro”, indicó Yurka, quien perdió dos autos en la inundación. “Nunca nos habíamos inundado”, agregó.

El olor a humedad sigue impregnado en las calles del poblado donde decenas de viviendas quedaron inhabitables. Pero también la solidaridad y el positivismo se percibían entre sus habitantes.

“Gracias a Dios no hubo muertes”, comentó Ema Sánchez. “Como sea, los daños y pérdidas materiales podemos reparárlos y reemplazarlos, aunque eso nos llevará tiempo”, agregó la residente de la cuadra 4500 S. Wenonah Ave., mientras realizaba labores de limpieza.

Mencionó que ella, su esposo Gabriel Sánchez y sus tres hijos pasan las noches en casa de su hermana en un suburbio vecino y durante el día regresan a limpiar.

Los Sánchez dijeron que deberán invertir unos $15,000 para reparar el sótano y el sistema de aire acondicionado. El agua subió unos cinco pies en la parte inferior de su vivienda y en el desastre la familia también perdió su lavadora y secadora seminuevas, además de todo lo que tenía en dos recamaras.

Mientras recibía alimentos preparados por voluntarios, Anett Otero, quien vive en la cuadra 4600 S. Wenonah Ave., dijo que fue una de  las que resultaron más afectadas. No sólo se inundó el sótano de su vivienda, sino que el agua subió también al primer nivel.

Otero contó que además de perder todos sus muebles, electrodomésticos, ropa y tres autos, también perdió su empleo.

A pesar de la adversidad, Otero se mostró optimista. “Mi jefe no pudo comprender mi necesidad y contrató a otra persona. Pero saldremos adelante”, agregó.

La mujer señaló que su familia, de siete integrantes, “perdimos todo, pero nos mantenemos fuertes. Dios sabe lo que hace, debemos mantener una actitud muy positiva, porque si uno se echa a llorar, las cosas no salen bien. Hay que seguir con mucho ánimo”.

Otero mencionó que no tiene seguro contra inundaciones y su única esperanza es recibir algún tipo de ayuda de la Agencia Federal para el Control de Emergencias (FEMA). También dijo que el poblado se ha portado muy bien. “Nos han ayudado mucho”.

El sábado, Otero y sus hijos comieron en el patio del ayuntamiento municipal –el cual también comparten la Policía y los Bomberos– y endonde el club Stickney Forest View Lions se instaló para preparar sándwiches de chuletas de puerco para las familias afectadas y para los voluntarios de iglesias y organizaciones que llegaron a asistir en las labores de limpieza.

El club de leones ha estado ayudando a los residentes a lo largo de la semana, no sólo cocinando para ellos, también les repartió gratuitamente artículos de limpieza como jabones, cloro, cubetas, toallas, escobas, servilletas, ropa, platos y vasos desechables.

“Esa es nuestra labor, ayudar cuando la comunidad lo necesita”, mencionó, ‘Lion’ John, portavoz del grupo.

Varias personas comentaron que no habían podido cambiarse de ropa porque se quedaron sin nada, por lo que fue un alivio que en el segundo piso de la municipalidad se haya instalado un salón con ropa donada para los afectados.

Gabinetes, alfombras, camas, fotos y otros recuerdos familiares ocupaban todo el frente de la residencia de Carol Nitcha, en la cuadra 6900 W. 46th St. Era el tercer cargamento que sacaba de su casa para que los equipos de limpieza se lo llevaran.

“Perdimos fotos y objetos queridos”, dijo Nitcha, quien comentó que ha vivido en el área desde hace 72 años y nunca había visto algo parecido. “No había pasado algo semejante. Básicamente estamos tirando todos nuestros muebles”, mencionó. A pesar de las pérdidas, la esperanza la invadía. “Nos recuperaremos”, indicó.

La acompañaba su vecina Elizabeth Schultz, quien mencionó que junto con sus tres hijos fue rescatada en lancha, alrededor de las 4 am del viernes 19 de abril, de su residencia en la cuadra 4600 S. Clinton Ave.

“Estaba muy asustada. Todo flotaba dentro y fuera de la casa. No podía salir. Mi carro estaba cubierto. Me asomaba por la ventana y lo que nos rodeaba era un lago. Esperé ayuda por hora y media. Finalmente pudimos salir. Todo fue como de película. Muy triste. Pero estaremos bien”, añadió.

Schultz dijo que sus hijos le preguntan cuándo regresarán a casa, pero “eso no será posible por ahora. Regresar a la normalidad será cuestión de meses”, indicó.

Después de examinar los daños causados por inundaciones debido a varios días de fuertes lluvias en gran parte de Illinois, el gobernador Pat Quinn declaró 48 condados como zonas de desastre. La declaración de desastre aceleraría y ampliaría el acceso a recursos de emergencia estatales, y le permitiría a Illinois perseguir de manera formal el apoyo federal.

Y mientras los residentes y funcionarios de la región continúan con el trabajo de limpieza y recuento de los daños, se esperaba que personal de la Agencia Estatal para el Control de Emergencias (SEMA) visitará la zona a partir del lunes para evaluar los daños. Ese es uno de los pasos necesarios para recibir la declaración federal de zona de desastre, indicó el Tribune.

En

Chicago, Noticias

Temas en este artículo

Chicago, Daños, FEMA, Inundaciones, Tormentas

El autor

Leticia Espinosa es Community Producer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.