Furia contra Mark Kirk por oponerse a la reforma migratoria

Los senadores federales Richard Durbin y Mark Kirk en Chicago. NANCY STONE | CHICAGO TRIBUNE

CHICAGO - Organizaciones y funcionarios de Illinois y Chicago están furiosos con el senador Mark Kirk (R-IL) luego de que éste votara contra al avance de una propuesta de reforma migratoria el martes en Washington D.C.

La propuesta de reforma migratoria Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización de la Inmigración (S. 744) del “Grupo de los Ocho” senadores fue presentada en el primer día de debate, en donde enfrenta decenas de enmiendas.

Kirk, quien en enero volvió al Senado luego de sufrir un derrame cerebral en 2012, fue uno de 15 senadores que se opusieron al avance de la propuesta. La medida pasó con 82 votos a favor.

En Chicago, varias organizaciones se preparaban para protestar frente a la oficina del senador en esa ciudad.

La Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) indicó en una declaración que “el voto de Kirk demuestra que no está interesado en tener un debate en el pleno del Senado. Al ponerse del lado de los más racistas y odiosos de su partido, el senador Kirk demuestra que continúa desconectado de los líderes empresariales, religiosos, laborales y comunitarios”.

En abril un grupo empresarial apoyó la reforma migratoria para mejorar la economía, al indicar que su aprobación incrementaría el producto interno bruto del país en .84 por ciento, equivalentes $1.5 billones en los próximos 10 años.

Por otro lado, un grupo de funcionarios electos del área planeaba una conferencia de prensa el jueves por la mañana para reclamarle su voto a Kirk.

“La ceguera racial de Mark Kirk al dolor de las comunidades afroamericanas e inmigrantes, que demostró en su mal pensada propuesta de encarcelar a más de 18,000 jóvenes principalmente afroamericanos y su voto por bloquear el avance de la reforma migratoria, es profundamente preocupante”, según el concejal Daniel Solís (D-25).

“La comunidad latina nunca va a perdonar y olvidar cómo el senador Kirk votará sobre la reforma migratoria”, según Solís, quien preside el Caucus Latino de Chicago.

Se anticipa que la copresidenta del Caucus Legislativo de Illinois (ILLC), la representante estatal Cynthia Soto, los legisladores estatales Antonio Muñoz y Lisa Hernández, así como el comisionado del Condado de Cook, Jesús García, y el concejal Ricardo Muñoz (D-22) se unan al llamado a Kirk para preguntarle si quiere ser “el líder del partido de Abraham Lincoln y la emancipación o el líder del partido de la autodeportación”.

Lo anterior a la postura que tomó el ex candidato presidencial republicano Mitt Romney, para resolver el problema de la inmigración ilegal, que a la postre le costó el voto latino en las elecciones contra el presidente Barack Obama.

Sin embargo, el senador Kirk indicó al diario Hoy que él está a favor de una reforma migratoria que “primero asegure la frontera sur y luego cree una ruta dura pero justa a la ciudadanía para los inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos”.

“Siempre he creído que esta es la receta para un consenso bipartidista en este tema. Una vez que se restaure la confianza del público en la habilidad del gobierno para controlar la frontera, podemos avanzar en otras reformas”, según Kirk, quien agregó que le frustró que el liderazgo en el Senado calificara una enmienda del senador republicano de Texas, John Cornyn, que abordaba ese tema, como “una propuesta venenosa”.

“Si el requerir seguridad verdadera en la frontera con un sistema métrico verificable y certificado independientemente es un ‘propuesta venenosa’ para el liderazgo demócrata, entonces me temo que estamos estableciendo un curso para la división y el partidismo”, declaró Kirk.

Sin embargo, la organización Immigration Policy Center (IPC) analizó la propuesta de Cornyn y concluyó que debido a que los solicitantes de la legalización no tienen control sobre la habilidad del gobierno federal para mantener la integridad de las fronteras de Estados Unidos, no hay una razón lógica para conectar su estado legal con los resultados de un sistema métrico de control fronterizo.

Pero Kirk concluyó que “si la enmienda de Cornyn o algo muy parecido es adoptado por el Senado, estaré orgulloso de votar a favor de la S.744”.

Lo anterior ocurre mientras en Washington D.C. se debate la propuesta del Grupo de los Ocho, y el presidente Obama busca se concrete este verano

La propuesta, aprobada recientemente por el Comité Judicial del Senado, le daría la oportunidad a millones de indocumentados de vivir, trabajar y viajar legalmente, según el senador federal Richard Durbin.

Para otras historias de nuestra cobertura sobre la reforma migratoria, visite este enlace.

 


El autor

Jaime Reyes es Reporter, Writer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.