Hija de Mandela critica frenesí mediático en torno a su padre

Por en Mundo 06/27/13 11:20am
Makaziwe Mandela (der.), la hija mayor del ex presidente sudafriano Nelson Mandela, al llegar el miércoles al hospital en Pretoria donde se encuentra internado su padre desde hace más de dos semanas. SIPHIWE SIBEKO | REUTERS

Por Siphiwe Sibeko

PRETORIA – El ex presidente sudafricano Nelson Mandela se sigue aferrando a la vida, dijo su hija mayor Makaziwe el jueves, aunque criticó a parte de la prensa internacional por violar la privacidad de su padre mientras permanece hospitalizado en estado crítico.

La reacción de Makaziwe se produce en momentos en que crece la ansiedad sobre la delicada salud del héroe antiapartheid de 94 años, admirado en todo el mundo como un símbolo de resistencia contra la injusticia y de reconciliación racial.

El miércoles, el Gobierno del presidente Jacob Zuma reportó un deterioro en la salud de Mandela luego de casi tres semanas de tratamiento en un hospital de Pretoria por una infección pulmonar.

Esto obligó a Zuma a cancelar su participación en una cumbre regional en la vecina Mozambique el jueves.

Pero Zuma visitó por segunda vez en 24 horas a Mandela el jueves y los doctores le dijeron que su condición había mejorado durante la noche.

“Está mucho mejor hoy (jueves) de lo que estaba cuando lo vi anoche. El equipo médico continúa haciendo un trabajo admirable”, dijo Zuma en un comunicado difundido por el Gobierno. La presidencia dijo que Mandela sigue en estado “crítico pero ahora está estable”.

“No voy a mentir, no se ve bien. Pero como digo, si hablamos con él, responde y trata de abrir los ojos. Todavía está ahí. Él puede estar debilitándose, pero aún está ahí”, dijo Makaziwe a la radio SABC luego de visitar a su padre.

Acompañada de un grupo de nietos, Makaziwe criticó airadamente el “mal gusto” de la prensa internacional que dijo estaba entrometiéndose en la privacidad de su padre y su familia.

“Hay cierto elemento racista en gran parte de la prensa extranjera, donde simplemente cruzaron los límites”, dijo, tras atravesar a un grupo de camarógrafos y reporteros reunidos en las afueras del hospital.

“Sinceramente son como buitres cuando el león ha devorado a un búfalo, esperando ahí por lo ultimo que queda del cuerpo. Esa es la imagen que tenemos como familia”, agregó Makaziwe.

Sus críticas vinieron tras fuertes reproches del portavoz de Zuma contra algunos reportes de la prensa internacional que han publicado alarmantes detalles sobre la deteriorada condición de Mandela.

El portavoz Mac Maharaj declinó comentar sobre un reciente reporte de una importante cadena de noticias estadounidense de que el primer presidente negro de Sudáfrica estaba conectado a un respirador artificial. Maharaj dijo que eso era parte de la relación confidencial de Mandela con sus médicos.

Makaziwe señaló, además, que si la gente realmente se preocupa por Nelson Mandela, entonces debería entender que hay una parte de él que tiene que ser respetada.

La mujer comparó la masiva atención de la prensa en Mandela, que ha sido internado varias veces en el hospital en los últimos meses por una recurrente infección pulmonar, con la cobertura de la muerte en abril de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher.

“Siento que se ha ido de control. Cuando Margaret Thatcher estaba enferma en el hospital, no vi este tipo de frenesí mediático alrededor de Margaret Thatcher”, dijo Makaziwe. “Sólo Dios sabe cuándo es el momento de partir”, agregó.

La cuarta hospitalización de Mandela en seis meses ha obligado a los sudafricanos a asumir que el padre de su nación postapartheid no estará entre ellos para siempre.

“Mandela es muy mayor y a esa edad la vida no es buena. Sólo rezo a Dios para que se lo lleve esta vez. Debe irse. Debe descansar”, dijo Ida Mashego, una limpiadora de oficinas de 60 años en el distrito Sandton de Johannesburgo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que tiene previsto visitar Sudáfrica el fin de semana, dijo que sus pensamientos y oraciones están con la familia de Mandela y los sudafricanos.

En declaraciones desde Senegal, su primera parada de una gira por tres países africanos, Obama dijo que Mandela era un “héroe personal” para él.

“Incluso si muere, su legado permanecerá”, dijo Obama. El mandatario confirmó que aún planea viajar a Sudáfrica en los próximos días, en respuesta a las especulaciones de que podría reprogramar su viaje debido al deterioro en la salud de Mandela.

Mandela es admirado en todo el mundo como un símbolo de resistencia ante la injusticia por el modo en que se opuso al sistema apartheid en su país, pasando 27 años en la cárcel, más de la mitad de ellos en la famosa Robben Island.

También es respetado por la manera en que predicó la reconciliación luego de la transición en 1994 a una democracia multirracial tras siglos de dominio blanco.