Fugitivos de Illinois: Más allá de la frontera y de la ley (FOTOS)

Por en Chicago 10/30/11 4:49pm
Abraham Caudel fue acusado de abuso sexual contra su hija en abril de 2003. Desde entonces huyó y ahora tiene una nueva familia en Guadalajara, Jalisco. TRIBUNE

Lo que autoridades no han logrado hacer en años, localizar a criminales que se fugaron del país, lo hicieron dos reporteros del diario Chicago Tribune en unos días de investigación en pueblos de México y otros países.

Uno de esos casos fue el de Abraham Caudel, quien se escapó hace ocho año de DeKalb, Illinois, a Guadalajara, México, para evitar ser procesado por cargos de asalto sexual de un menor de edad, en este caso su propia hija.

Caudel, quien también enfrenta una orden de arresto por escapar, aceptó una entrevista para manifestar su inocencia y en donde contó cómo huyó de la justicia estadounidense.

“Ellos nunca me buscaron”, dijo Caudel al diario. Caudel nunca cambió su nombre, ni hizo nada por esconderse de las autoridades de Estados Unidos o México.

Caudel fue uno de ocho fugitivos del área de Chicago que reporteros del Tribune localizaron en un viaje de 18 días en el centro de México; cinco de ellos eran acusados de homicidio, uno por abusar de un niño y otro disparar a un hombre.

Los ocho regresaron a sus pueblos, donde tenían autos registrados bajo su nombre, obtuvieron actas de nacimiento para sus hijos y partidas matrimoniales con sus propios nombres, según el diario.

En su investigación, los reporteros encontraron que muchos de los prófugos pagaron poco por su libertad, escapar de Estados Unidos luego de pagar una fianza de unos miles de dólares por acusaciones de homicidio, violación y otros crímenes. Al tiempo que jueces condales erraron en confiscar los pasaportes o imponer restricciones de viaje, aun sabiendo que eran ciudadanos de otro país.

A los familiares que los ayudaron a escapar no se les hizo pagar porque en Illinois la ley exenta a familiares de ser acusados de ayudar a un fugitivo.

Los reporteros también encontraron que hay un vacío que llena el mosaico de órdenes de arrestos locales e internacionales, que sirven para alertar a autoridades de que una persona es buscada.

Sólo 129 fugitivos del norte de Illinois estaban en la lista de la Interpol, la agencia responsable por capturar a sospechosos internacionales y que es financiada con dinero de Estados Unidos.

A continuación, algunos de los casos:

 

TRIBUNE

NOMBRE: Abraham Caudel
CARGO: Asalto sexual contra su propia hija
EL CASO: Caudel fue acusado en abril de 2003 de asalto sexual luego de que una de sus hijas dijera a su esposa que su padre la había estado violando durante meses. Otra de sus hijas también dijo que fue molestada por Caudel.
ACTUALIZACIÓN: Caudel, quien enfrenta 10 cargos de asalto sexual criminal, fue puesto en libertad luego de pagar $100 en efectivo de fianza. Ahora vive en Guadalajara, se volvió a casar y tiene otras dos hijas.
EL ESTATUS: Phil Montgomery, asistente del fiscal estatal en el Condado de DeKalb, dijo que hasta donde sabe, las autoridades federales no lo han ubicado.

 

TRIBUNE

NOMBRE: Daniel Carrillo
CARGO: Abuso sexual criminal contra dos menores
EL CASO: En 2001, Daniel Carrillo fue acusado de abuso sexual y habría dicho a la Policía de Berwyn que “estoy en un problema serio. Hice cosas a la hija de mi novia que sé que están mal”.
ACTUALIZACIÓN: Carrillo vive actualmente en Rincón de Tamayo, Guanajuato, donde está casado y tiene cuatro hijas. Trabaja como carpintero. Huyó luego de pagar una fianza de $5,000.
EL ESTATUS: Carrillo no se encuentra actualmente en la lista de fugitivos que los fiscales del Condado de Cook están buscando.

 

TRIBUNE

NOMBRE: Kyung Ho Song
CARGO: Homicidio imprudente y DUI
EL CASO: En 1998, Ho Song conducía ebrio y chocó contra tres personas que empujaban una camioneta descompuesta en Bartlett. Sonia Narango, de 43 años, murió y otras dos personas resultaron heridas. El acusado huyó a Corea del Sur luego de pagar una fianza de $2,500.
ACTUALIZACIÓN: Con la ayuda de un abogado, Ho Song transfirió sus bienes, con valor superior a $1 millón, a Corea del Sur, donde vive con su esposa.
EL ESTATUS: En 2003, Ho Song, quien era residente legal, llamó a funcionarios de Inmigración para preguntar por el estatus de su ciudadanía. Incluso dio a las autoridades su dirección en Seúl, según indicó el FBI, pero no ha sido buscado.

 

TRIBUNE

NOMBRE: Óscar Hernández
CARGO: Homicidio en primer grado
EL CASO: En abril de 1994, Hernández supuestamente mató a tiros a Armand Browning, un estudiante universitario, a las afueras de Oak Park. Hernández inmediatamente huyó.
ACTUALIZACIÓN: La orden internacional de captura en contra de Hernández indica que su madre dijo a las autoridades que éste habría huido a México o California. Hernández no está en la lista activa del Condado de Cook de mexicanos bajo orden de extradición.
EL ESTATUS: Hernández vive actualmente en El Estudiante, un poblado a una hora de Cuernavaca. Está casado, tiene dos hijos y es dueño de una vivienda. Ninguna autoridad ha ido a buscarlo, según vecinos y familiares de Hernández.

 

FBI

NOMBRE: Armando Zabillaga
CARGO: Homicidio en primer grado
EL CASO: En 1998, Zabillaga mató a puñaladas a un hombre luego de una noche de copas y drogas. Varios testigos dijeron que huyó bañado en sangre y luego de robar un auto a punta de cuchillo.
ACTUALIZACIÓN: En 2006, la Policía reabrió el caso y entrevistó a una mujer que años antes les dijo que su esposo había ubicado a Zabillaga y les dio un número de teléfono para ubicarlo.
EL ESTATUS: Zabillaga se encuentra actualmente prófugo de la justicia y no está en la lista activa del Condado de Cook de mexicanos bajo orden de extradición.

 

TRIBUNE

NOMBRE: Benyam Bereket-Ab
CARGO: Abuso sexual criminal
EL CASO: Según las autoridades, Bereket-Ab abusó sexualmente de su hermana durante dos años y en enero de 2006 fue acusado por las autoridades del Condado de Will.
ACTUALIZACIÓN: Bereket-Ab, quien enfrentaba una fianza de $4 millones, huyó de Naperville a Etiopía luego de que su abogado lograra reducir la fianza en su contra a $100,000.
EL ESTATUS: Autoridades de EEUU ubicaron a Bereket-Ab en Addis Abeba, capital etíope, y fue interrogado por autoridades locales, a quienes dijo que prefería vivir pobre durante 15 años que pasar ese tiempo en prisión. Lo dejaron libre. EEUU y Etiopía no tienen acuerdo de extradición.