El de Obama un discurso agridulce para los inmigrantes

Por en Chicago 01/25/12 5:47pm
Eduardo Jiménez, no confía en promesas. HOY

Impulsar la economía y el empleo fueron los temas que destacó el presidente Barack Obama en el informe presidencial del martes en la noche. Y ofreció algunas líneas para recordarle a la comunidad inmigrante que si le llega una propuesta de reforma migratoria a su escritorio la firmará.

Algunos tachan a Obama de cínico, pues ante los pre candidatos republicanos que amenazan con vetar DREAM Act, la medida que legalizaría a los estudiantes indocumentados, Obama sería lo menos malo para los inmigrantes. Otros lo apoyan ya que aseguran que él no es el responsable de la crisis, sino que la heredó de su antecesor republicano.

Para José Eduardo Jiménez, residente en Chicago, “las promesas son las mismas cada año, y nada mejora para la clase media y pobre”.

Jiménez, se dedica a reparaciones de plomería, pintura y limpieza de vidrio; y asegura que el discurso no le interesa “todo es hipocresía, no vemos los beneficios para la gente trabajadora”.

Para el economista y ex ministro de Economía de Perú, Gustavo Saberbein, el discurso del presidente fue “positivo”.

“Más que campaña electoral está reforzando la campaña para que la economía siga creciendo como ha sucedido en los últimos meses, y para que el desempleo disminuya, como está ocurriendo”, dijo Saberbein.

El economista indicó que el retiro de tropas de Irak contribuirá a destinar fondos para mejorar la calidad de la educación, de los servicios de salud e invertir en la conservación de la infraestructura.

El plan del presidente beneficiaría al pueblo en general y a los millones de inmigrantes que “son parte integral de la economía y que desempeñan roles que otros no están dispuestos a tomar en el sector servicios, en el campo, en las fabricas, y que son quienes han permitido que la inflación sea baja porque trabajan por salarios mínimos”.

Emigración

En su discurso Obama indicó “creo con toda firmeza que debemos afrontar el problema de la inmigración ilegal. Es por eso que mi gobierno ha puesto más agentes de vigilancia en la frontera que nunca antes. Es por eso que hay menos cruces ilegales desde que asumí mi cargo.  Los opositores a tomar medidas se han quedado sin excusas. Debemos trabajar en una reforma inmigratoria integral ya mismo”.

Agregó “pero si las intrigas políticas del año electoral impiden al Congreso formular un plan integral, al menos acordemos dejar de expulsar a estos jóvenes responsables que desean trabajar en nuestros laboratorios, iniciar nuevas empresas y defender a este país. Envíenme una ley que les brinde a ellos la posibilidad de ganarse su ciudadanía. La firmaré inmediatamente”.

Ante esas palabras, Reyna Wences, una brillante estudiante, graduada de una de las secundarias más prestigiadas de Chicago por su nivel académicos, dijo sentirse “desilusionada”.

“Hemos escuchado lo mismo por muchos años. Sus promesas no son novedad. Dice que está a favor de reforma migratoria y sigue deportando estudiantes y a personas que no son criminales. Espero que los que tengan el privilegio de votar no se ilusionen con sus palabras; aunque por el lado republicano, el discurso antiinmigrante me sigue sorprendiendo”, dijo Wences, miembro de la Alianza de Jóvenes Inmigrantes por la Justicia.

Joshua Hoyt, director ejecutivo de la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), consideró, “ya era tiempo que empezara a hablar fuerte y de que comience a usar su poder ejecutivo. Queremos ver resultados y que terminen las deportaciones”.

Pero para Carlos Arango, director ejecutivo de Casa Aztlán, “Obama está hablando de un país que no existe, la realidad la vivimos todos los días, desempleo, perdida de casas, deportaciones en números récord. En el discurso incluso concede que una reforma migratoria no va a ocurrir y como consuelo dice que aunque sea se apoye a DREAM Act”.

 

Segmentos del Discurso del Estado de la Nación

-Por primera vez en nueve años, no hay estadounidenses luchando en Irak.  Por primera vez en dos décadas, Osama bin Laden no es una amenaza para este país.

-El tema clave de nuestros tiempos es cómo mantener viva la promesa que si uno trabajaba duro, podía ganar lo suficiente para criar a su familia, ser dueño de su casa, enviar a sus hijos a la universidad, y ahorrar para su jubilación.

– Mucho antes de la recesión, los empleos y la manufactura comenzaron a abandonar nuestro país. La gente en la cima económica vio un aumento de sus ingresos sin precedentes, pero la mayoría de los estadounidenses sufrió (económicamente).

-En los últimos 22 meses, los negocios han creado más de 3  millones de empleos.

-Inmigracion- Envíenme una ley que les brinde a ellos la posibilidad de ganarse su ciudadanía. La firmaré inmediatamente.

Opiniones de residentes:

ALFREDO ÁLVAREZ

“Las promesas tienen el propósito de ganar votos para su reelección”

 

 

 

 

 

 

LEONILA DELGADO

“Su política migratoria está afectando a mucha gente, los niños son los que pagan el pato al quedarse sin el padre o la madre”.

 

 

 

 

 

 

HERIBERTO DIAZ

“Él ha hecho lo mejor que ha podido por mejorar el desastre financiero que heredó de Bush hijo”.

 

 

 

 

 

 

ABIGAIL RIVAS

“El es la única opción. Confiemos que cumpla. Con los republicanos nos iría peor (a los latinos)”.