Presupuesto doloroso: cierres, y recortes a servicios de salud

Por en Chicago 02/22/12 11:51am
Gobernador de Illinois, Pat Quinn. TRIBUNE

Se preve que el gobernador de Illinois, Pat Quinn entregará un presupuesto cargado de malas noticias el miércoles, en el que sugiere cerrar prisiones, centros de salud mental y oficinas de servicio social. Así como reducir la atención de salud para los pobres y cerrar sitios turísticos populares dos días a la semana en ciertos periodos del año.

El dinero para las escuelas seguiría siendo esencialmente el mismo, en tanto recortaría el 9 por ciento del presupuesto a la mayoría de agencias estatales.

El problema es el mismo, como lo ha sido durante años en el Capitolio: no hay suficiente dinero ingresando mientras aumentan los costos.

Las matemáticas rápidas dicen que el estado espera recibir $700 millones más durante el año fiscal que comienza el 1 de julio. Mientras los costos de pensiones de trabajadores estatales aumentarán en más de $1,000 millones.

Entre otras cosas, Quinn plantea una reducción de $2,700 millones a Medicaid, una acción que reduciría el servicio estatal y federal de atención médica a los pobres.

Sus recortes también van encaminados a no incrementar la deuda de $8 millones en cuentas no pagadas por el estado.

El gobernador sugerirá cerrar la polémica prisión de máxima seguridad de Tamms al sur de Illinois, la cárcel de mujeres en Dwight, y los centros de justicia juvenil en los suburbios de Joliet y Murphysboro. También cerraría o consolidaría varias oficinas pequeñas dentro del Departamento de Correccionales.

Además del ya planeado cierre del Centro de Salud Mental de Tinley Park y del Centro de Desarrollo de Jacksonville; Quinn quiere cerrar el Centro de Salud Mental en Rockford y el Centro de Desarrollo de Murray, en la primavera de 2013.

El Departamento de Servicios a Niños y Familias (DCFS) consolidaría sus oficinas en Chicago, y el Departamento de Servicios Humanos consolidaría unas dos docenas de oficinas en todo el estado.

Quinn también está proponiendo consolidaciones en centros de telecomunicaciones y en un laboratorio forense en Carbondale con la Policía del Estado; en un laboratorio de animales en Centralia con el Departamento de Agricultura; y los garajes del estado donde se reparan vehículos.

Por otro lado, el gobernador pretende estimular la rezagada economía con un programa de obras públicas para las escuelas y universidades, infraestructura para el servicio de agua y para los edificios del estado.