Quinn y su presupuesto, un ‘encuentro con la realidad’

Por en Chicago 02/22/12 2:53pm
Pat Quinn, gobernador de Illinois, al presentar su propuesta de presupuesto. TRIBUNE.

El gobernador Pat Quinn pronunció un discurso de presupuesto repleto de malas noticias como se esperaba, pidiendo cierres de prisiones, despidos y recortes a los servicios de salud para los pobres.

El gobernador de Illinois, propuso un plan de gastos de $33.8 millones, 1.5 por ciento más que el año pasado, el cual incluye el doloroso cierre y consolidación de 59 dependencias estatales.

“Este presupuesto contiene verdades que no querrá escuchar”, dijo Quinn. “Pero son verdades que necesita saber. Y creo que pueden asimilar la verdad”.

Agregó que “en los últimos 35 años, demasiados gobernadores y miembros de la asamblea general se han aferrado a fantasías de presupuesto, en lugar de afrontar duras realidades, especialmente con respecto a pensiones e inversiones de Medicaid”.

Y “hoy ha llegado nuestro encuentro con la realidad”.

Culpó a esos gobernadores y a las asambleas generales pasadas por no financiar el sistema de pensiones durante décadas, y dijo que como resultado, ahora los pagos de pensiones cubren el 15 por ciento de la cuenta de cheques del estado.

Los pobres con menos servicios

El gobernador propone un recorte de  $2,700 millones a Medicaid, dijo que es necesario reformar el sistema de Medicaid del estado para mantenerlo. La demanda está aumentando, y el estado está pagando las facturas y el sistema podría colapsar, mencionó.

El programa Medicaid, ofrece atención médica a 2.7 millones de personas de bajos ingresos.

“A fin de reducir las presiones de su costo, tenemos que reconsiderar qué grupos son elegibles para Medicaid, los servicios que cubrimos bajo el programa, la utilización de estos servicios, y la forma y la cantidad que pagamos por ellos “, dijo el gobernador.

En su discurso no mencionó la expansión de casinos. El año pasado detuvo un plan de expansión y le negó al alcalde de Chicago un casino para la ciudad.

Cierres y consolidaciones

El Gobernador anunció cierres de prisiones, el más grande que propone es el de la prisión de super máxima seguridad en Tamms, una prisión de 14 años, que la Unión Americana de Libertades Civiles describe como un “barco de sufrimiento humano que se llena con los dólares de los contribuyentes”.

También cerraría la cárcel de mujeres en Dwight, y los centros de justicia juvenil en los suburbios de Joliet y Murphysboro. Cerraría o consolidaría varias oficinas pequeñas dentro del Departamento de Correccionales.

Además del ya planeado cierre del Centro de Salud Mental de Tinley Park y del Centro de Desarrollo de Jacksonville; Quinn quiere cerrar el Centro de Salud Mental en Rockford y el Centro de Desarrollo de Murray, en la primavera de 2013.

El Departamento de Servicios a Niños y Familias (DCFS) consolidaría sus oficinas en Chicago, y el Departamento de Servicios Humanos consolidaría unas dos docenas de oficinas en todo el Estado.

También  quiere la consolidación de 20 centros de telecomunicaciones de la Policía estatal. El ahorro permitirá al estado formar dos nuevas generaciones de cadetes de policías del Estado, dijo Quinn.

Indicó que va a recortar el presupuesto de su propia oficina en 9 por ciento y solicitó a los titulares de las agencias hacer lo mismo.

Quinn, un defensor de los veteranos, dijo que aumentará el personal que los atiende en cuatro hogares de cuidado.

El dinero para las escuelas esencialmente seguirá siendo el mismo. Mientras su plan tampoco contempla incrementos en impuestos o alza del costo de servicios.

El problema es el mismo, como lo ha sido durante años en el Capitolio: no hay suficiente dinero ingresando mientras aumentan los costos. Las matemáticas rápidas indican que  mientras el estado espera recibir unos $700 millones más durante el año fiscal que inicia el 1 de julio. Solamente, los costos de las pensiones de los trabajadores estatales aumentarán más de $1,000 millones de dólares.