Envían a prisión a madre que organizaba orgías con sus seis hijos

Awilda García Rivera, acusada de organizar orgías con sus 6 hijos, fue condenada hoy a 32 años de cárcel por los diez delitos de actos lascivos y 26 de maltrato de menores de los que se declaró culpable.

La juez Marta María Rosario le impuso la pena tras declarase culpable de todos los cargos que se le imputaban, cometidos contra sus seis hijos biológicos durante un periodo de tres años junto a su compañero sentimental.

García Rivera aseguró que aceptaba la culpabilidad sin presiones de ninguna clase y de forma voluntaria.

Los hechos por los que fue condenada García Rivera se remontan al periodo comprendido entre los años 2001 y 2004, cuando las tres niñas tenían entre tres y seis años y los tres varones entre siete y nueve años.

El informe policial de la investigación señala que los seis niños -algunos hoy cercanos a la veintena- participaban en orgías organizadas por la pareja que incluían a toda la familia e incluso a amistades.

Los encuentros sexuales múltiples llegaron, incluso, a contar con la participación de familiares de la acusada, personas cercanas al círculo de la pareja y vecinos del hogar familiar localizado en el residencial Tomás Torolla de Morovis, en el centro de Puerto Rico.

Los abusos terminaron en 2004, cuando el Departamento de la Familia retiró la custodia de los niños a la pareja tras ser acusados ambos de consumo de drogas.

El compañero sentimental de la madre, Santos González, acusado de más cargos que García Rivera, conocerá su condena en los próximos días.

En

EEUU

Temas en este artículo

carcel, Maltrato, Orgías, Puerto Rico, sentencia

El autor

Agencia EFE es agencia de noticias Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.