Los Rockets dejan “frustrados” a los Lakers de Bryant

Por en Basquetbol 12/5/12 1:06am
Jeremy Lin, Kobe Bryant | Pat Sullivan / Getty Images / December 4, 2012

Houston (EEUU), 4 dic (EFE).- Pocos se podían imaginar que los reservas, el base Toney Douglas y ala-pívot Greg Smith, surgiesen como los grandes héroes que permitieron a los Rockets de Houston remontar una desventaja de 13 puntos en los últimos 10 minutos del cuarto periodo y derrotasen 107-105 a Los Ángeles Lakers.
El triunfo de los Rockets (9-8) los deja de nuevo con marca ganadora, mientras que los Lakers (8-10) sufrieron la segunda derrota consecutiva y esta vez sin el ala-pívot español Pau Gasol, que no jugó debido a la tendinitis que sufre en las dos rodillas.
A diferencia de lo que sucedió en el partido del pasado domingo ante los Magic de Orlando cuando los Lakers perdieron (103-113) en su campo del Staples Center, no podrán señalar a Gasol como el responsable de la derrota, que tampoco lo fue en la anterior, porque la defensa del equipo angelino se vino abajo cuando él también estaba en el banquillo.
Douglas con su mejor marca de la temporada de 22 puntos ocupó el puesto del titular Jeremy Lin, que no tuvo su mejor inspiración en la primera parte, y fue el gran revulsivo de los Rockets, al igual que Smith, que estableció marcas de profesional con 21 tantos y nueve rebotes.
Ambos fueron decisivos en la segunda parte y el cuarto periodo, lo mismo que el escolta-alero argentino Carlos Delfino, que aportó 15 puntos, incluidos tres triples, y permitió a los Rockets mantenerse en el partido durante la primera parte cuando después que Lin y el escolta James Harden tuvieron su mejor toque de muñeca.
Harden tuvo cifras dobles de 15 puntos (3-19, 0-4, 9-11), 10 rebotes y seis asistencias, pero falló 16 tiros de campo, mientras que el alero Chandler Parsons firmó 13 tantos y el pívot turco Omer Asik fue el sexto jugador que logró números de dos dígitos al aportar 10 anotaciones y capturó nueve balones bajo los aros.
Los Rockets lograron una racha decisiva de 9-2, incluido triple de Douglas, con asistencia de Delfino, y se pusieron delante por primera vez en el marcador (100-99) a falta de menos de dos minutos, sin que luego dejasen que se les fuese la ventaja.
La estrategia de hacerle faltas personal al pívot Dwight Howard resultó a la perfección a los Rockets, que aunque anotó tres puntos, pero falló otros tres tiros.
Mientras que Smith anotaba canasta y cuatro tantos más de lanzamientos de tiros libres que dieron a los Rockets ventaja de 106-102.
El escolta Kobe Bryant intentaría mantener las esperanzas de los Lakers al anotar un triple con 13.3 segundos para el final y reducir la ventaja de los Rockets a sólo uno.
Pero el propio Bryant le hizo falta personal a Douglas que hizo uno de los dos tiros libres con 8.8 segundos y losLakers tuvieron la oportunidad de ganar el partido con un intento de triple de la estrella de los Lakers, que falló, lo mismo que hizo el alero Metta World Peace con la última penetración del partido.
Bryant con 39 puntos volvió a ser el máximo encestador de los Lakers, pero hizo 31 tiros a canasta para fallar 17, incluidos siete de nueve triples, capturó seis rebotes y dio dos asistencias.
Howard logró cifras dobles de 16 puntos, 12 rebotes y cuatro tapones, pero falló 8 de 16 tiros de personal, incluidos los tres decisivos de los últimos minutos.
El ala-pívot Antawn Jamison, que ocupó el puesto de titular de Gasol, logró 15 puntos, nueve rebotes y tres tapones, pero tampoco pudo ser factor ganador.
Mientras que la ausencia de Gasol se notó especialmente en los momentos decisivos cuando Bryant volvió a encontrarse sólo sin ningún compañero que le ayudase a conseguir los puntos claves.
El nuevo entrenador de los Lakers, Mike D’Antoni, reconoció que el equipo perdió por completo la concentración en el juego defensivo en la recta final del partido y ahí estuvo la clave de la derrota, en el primer partido de una gira de tres encuentros que continúan el miércoles cuando se enfrenten a los Hornets de Nueva Orleans y el viernes a los Thunder de Oklahoma City.
Mientras que el entrenador interino de los Rockets, Kelvin Sampson, que ocupa el puesto de Kevin McHale, de baja indefinida, tras la muerte de su hija Sasha, de 23 años, el pasado mes, confirmó que el banquillo del equipo tiene calidad suficiente para sustituir con garantías a los titulares cuando no están inspirados.