Miedo infundado hacia el uso de la tecnología

Por en Opinión 10/18/12 9:49am

 

Según el Pew Hispanic Center, para 2010 los blancos iban a la cabeza en acceso a internet y en tener un teléfono celular, comparado con los latinos y afroamericanos. MIGUEL GUITÉRREZ | ARCHIVO GETTY

Por Javier Salas*

Según mi madre, mi abuela María acostumbraba a decirle: Hija, préndele a las “telesviciones”, esto con el fin de ver, en blanco y negro, los primeros programas de la televisión en México en los años sesenta.

Según la anécdota familiar, mi abuelita tenía miedo de tocar el voluminoso aparato y usar la escandalosa matraca para cambiar el canal.

En la actualidad sucede lo mismo pero con las computadoras, el internet y  hasta con los teléfonos inteligentes. Esto debe cambiar si no queremos quedarnos atrás.

La generación de nuestros padres y abuelos en la comunidad latina actual, y aun en grupos numerosos de jóvenes, también le tienen pánico a dichos aparatos.

Las razones son muchas y diversas: Poca educación, no hablan inglés, trabajan demasiado, lo ven complicado, algunos temen descomponer algo en el computador o se tiene la percepción de gasto superfluo.

Es muy común que padres y abuelos pidan a los hijos el visitar el “website” para checar algo que les es urgente o inevitable como llenar un formulario o solicitud de empleo, así que nuestros hijos ahora no sólo son intérpretes en las escuelas, sino que también son intermediarios con computadoras. ¿Quién dijo que los niños latinos no son inteligentes?

Según el informe “Latinos and Digital Technology” del PEW Hispanic Center, los latinos somos menos propensos que los blancos a acceder a internet, tener  una conexión de banda ancha o poseer un teléfono celular.

El estudio añade que los latinos vamos atrasito de los afroamericanos  en el acceso a banda ancha en casa, pero tenemos números similares en Internet y teléfono celular.

Por cierto, la banda ancha es una tecnología que permite que el computador trabaje mucho mejor a través de una línea telefónica pero se puede hablar por teléfono mientras se navega por internet.

Según PEW, para 2010 los blancos iban a la cabeza en acceso a internet y en tener un teléfono celular, comparado con los latinos y afroamericanos.

De hecho, en el asunto de la banda ancha —no confundir con un grupo musical— hay una gran brecha entre cómo la usan los latinos (45%) y los blancos (65%).

Si nos basamos en los números del estudio nacional de PEW y hacemos un cálculo a ojo de buen cubero (inexacto), de los 2, 878,000 latinos de Chicago, cerca de 1 millón no le hacen al internet y  1.3 millones no tendrían banda ancha. Y apropósito, hay muchos padres de familia que ni siquiera tienen correo electrónico, pero eso es harina de otro costal.

Debemos cerrar esa brecha. Dominar el uso de la tecnología es parte de la transición y adaptación cultural a EEUU. Es una necesidad imperiosa tal como lo fue y es ahora el uso del teléfono (o de la “telesviciones”, como dijera mi abue). Lo veo como parte de la necesidad cultural de cada pueblo.

Pero, ¿cómo quitar en nuestra comunidad el miedo a usar la tecnología? Impulsando la educación, ¡claro!

También, las empresas de computación podrían poner la tecnología digital al alcance de los bolsillos de comunidades con bajos recursos, las escuelas de CPS pueden hacer programas de enseñanza para padres —como las clases de inglés que ofrecne— en algunas escuelas a base de voluntariados, sin costo.

Las empresas podrían tener programas de capacitación y enseñanza para sus futuros clientes en los colegios de Chicago, por ejemplo.

A la ciudad y al estado les convendría valorar la ganancia cultural si se tiene a una comunidad bien preparada y además productiva. Y ahora yo, a ver la tele.

*Javier Salas es periodista mexicano y conductor del programa “El Show de Javier Salas” que se transmite por WCGO 1590 AM
@javiersalas
Facebook: Javier Salas Live