Desbancan a tres republicanos de Illinois

Joe Walsh, al reconocer la derrota. TERRENCE ANTONIO JAMES/CHICAGO TRIBUNE

El migratorio fue uno de los tema de campaña en distritos que los demócratas ganaron el martes, en tres de las más peleadas contiendas para la Cámara de Representantes federal, en Illinois.
En Distrito 8, la demócrata Tammy Duckworth, veterana de Iraq y quien perdió ambas piernas en combate, derrotó con el 54.7 por ciento de los votos al representante federal republicano Joe Walsh,  quien obtuvo el 45.3 por ciento de los sufragios.
La campaña se caracterizó por fuertes ataques entre ambos y el apoyo de poderosos grupos de cabildeo. Walsh pintó a Duckworth como una burócrata fallida que imponía su experiencia en la guerra en lugar de sus ideas. Y dijo que “los verdaderos héroes” no difunden las experiencias en batalla, insinuando que Duckworth no era una héroe. Luego rectificó y dijo que sí es una héroe, pero que ello no la hacía merecedora al voto.
Duckworth, por su parte, dijo que Walsh trataba de desviar la atención al hecho de que en dos años no hizo nada, y sólo era un bocón del Tea Party.
La demócrata lo etiquetó además como un hombre “extremista” para representar al distrito. Durante su campaña la veterana promovió sus ideas para la creación de empleos y para conseguir dinero federal para el desarrollo del distrito, apoya cambios al sistema migratorio y abraza la creciente diversidad.
En ese distrito, el 26.51% de la población es de origen latino, según un reporte del Latino Policy Forum.
Al reconocer su derrota, Walsh advirtió que “voy a llorar”, y lo cumplió. Y felicitó a Duckworth por una “carrera dura y difícil”.
Ella dijo estar “orgullosa de servir en el Congreso. Juntos crearemos una nueva actitud en Washington”, aseguró.
Otra de las reñidas contiendas fue la que se llevó a cabo en el Distrito 11, donde el ex representante federal demócrata Bill Foster desafió y ganó con el 57.7 por ciento de los votos a la veterana representante republicana, Judy Biggert, quien obtuvo el 42.3 por ciento de los sufragios.
Foster intentó atraer a los votantes latinos, quienes constituyen el 22 por ciento de la población del distrito; y 41 por ciento de una de sus ciudades, la de Aurora. En su campaña, Foster resaltó el voto de Biggert contra el DREAM Act, la propuesta federal que habría proporcionado estatus legal a jóvenes indocumentados.
Biggert, por su parte, obtuvo una buena cantidad de votos de un área del Condado de DuPage que ha representado por los últimos 14 años, y que comprende los poblados de Naperville y Bolingbrook.
Biggert se ha retratado a sí misma como razonable y moderada que no votó por el “desmedido estímulo” o gasto a la reforma del sistema de salud que, insistió, perjudicaría a Medicare.
El distrito 10 fue otro de los más peleados. Al final lo ganó el demócrata Brad Schneider con el 50.5 por ciento de los votos ante el representante republicano Robert Dold, quien obtuvo el 49.5 por ciento de los sufragios (unos 2,500 votos menos).
Dold recaudó unos $4.2 millones para la campaña y pagó por una serie de anuncios de televisión basada en ataques a su oponente. Schneider recaudó $2.5 millones.


El autor

Leticia Espinosa es Community Producer Vívelohoy

Deja un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero debemos indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página. Evita, por favor, las descalificaciones personales, comentarios maleducados, o calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, o a otro comentarista.